Procesan 13 directivos de la mutual de Ben Hur

La medida fue tomada por el juez Mognaschi. Es por la ocupación del edificio de los Tribunales de Rafaela que estuvo a cargo de directivos y empleados el 7 de junio de 2007. Los cargos son amenazas coactivas calificadas y daños en concurso real. Se trabó embargo sobre bienes libres de los imputados hasta cubrir la suma de 10.000 peso a cada uno.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

Recientemente, el juez Alejandro Mognaschi procesó a 13 personas responsables de la Mutual de Ben Hur debido a la ocupación del edificio de los Tribunales de Rafaela que estuvo a cargo de directivos y empleados el 7 de junio de 2007. Los cargos son amenazas coactivas calificadas y daños en concurso real, ya que la acción intimidante de los encartados fue dirigida a un integrante de un Poder Público de la Provincia para que tome una determinación contraria a su voluntad, ya sea por el contenido o por la oportunidad para hacerlo. Además se trabó embargo sobre bienes libres de los imputados hasta cubrir la suma de 10.000 peso a cada uno. Los procesados son: Néstor Zenklusen –sigue siendo el mandamás de la mutual- Adrián Zenklusen, Susana Alarcón, Gerardo Beceyro, Soledad Tartaglia, Juan Bracamonte, Beatriz Andreo, María Cristina Caceres, Rita Imsant, Guillermo Druetta, Leandro Protti, Ezequiel Boiero y Gustavo Daniel. El requerimiento de instrucción fue del fiscal Rodolfo Zehnder –luego se sumó su par Hugo Degiovanni- ante la presencia de personas pertenecientes a la Mutual de Ben Hur, irrumpieron en el edificio de tribunales, ocupando parcialmente el hall de entrada y llegando hasta el primer piso, a las puertas del Juzgado en lo Civil, Comercial y Laboral de la Primera Nominación de Rafaela a cargo de Beatriz Abele, quien podía declarar la quiebra de la entidad, pero luego de esta actitud “piquetera” y fuera de la ley influyó para que se homologara el concurso preventivo de acreedores (el capital se cobrará en cinco cuotas y la primera en junio de 2009). Las mismas se encontraban en franca actitud intimidante arrojando petardos y bombas de estruendo en la calle y petardos dentro del edificio, provocando daños –rajaduras de vidrios- en el pasillo frente al citado juzgado. De los hechos narrados hay testimonios fotográficos de la policía e imágenes tomadas por Cablevisión, cuyos empleados tuvieron que ir a prestar declaración testimonial. En la resolución, el juez Mognaschi afirma que “esa protesta es utilizada para pretender violar la libertad psíquica de quien debe tomar una decisión, si a ello le sumamos que se hizo en un ámbito en donde la función pública que allí se realiza (administrar justicia) requiere del máximo resguardo por la naturaleza de la tarea que allí ejerce (…) el hecho aparece tan desproporcionado como injustificado, excediendo con holgura la inocente protesta por su fuente de trabajo”. A raíz de esta situación se emitieron comunicados del Colegio de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Santa Fe, repudiando el accionar de los manifestantes, donde en uno de sus párrafos califica de irracional y agresivo el acto calificado también de colérico y brutal comportamiento, quebrantando normas éticas y legales configurando un patético cuadro de autoritarismo incompatible con el ejercicio razonable y legítimo de los derechos durante el proceso y atentatorio de elementales reglas democráticas.

Proceso legal

Este procesamiento es apelado en la Cámara que funciona en nuestra ciudad cuyos integrantes deberán confirmar o revocar la medida. Si se da en este último caso la medida queda sin efecto, pero si se confirma la resolución se corre traslado al fiscal para continuar con la investigación. A decir verdad, los tiempos procesales no son los tiempos de la gente y la sentencia puede salir a largo plazo y en caso de ser condenados no van a prisión. En este contexto hay que decir que la situación financiera del club Ben Hur no es la mejor porque hace unos días hicieron un paro empleados del club. Además, esta entidad deportiva le debe 3.500.000 de pesos a la Mutual desde los tiempos en que Zenklusen presidía la subcomisión de fútbol y realizó desvíos monetarios de la mutual al club. Hay elementos que el dinero se destinó para construir los estadios de fútbol y básquet y apuntalar las campañas deportivas de ambas disciplinas. Una vez que se terminó el “chorro” de plata cambiaron los protagonismos deportivos. En básquet está último y con posibilidades de descender y en fútbol descendió de Nacional B a Argentino A y ahora se encuentra en zona de promoción.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*