Por el bien del país se levantó el paro

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por Red del Plata Rafaela (FM 104,3) que conduce Emilio Grande (h.). El poder en sus diferentes expresiones nunca quiere ser investigado, cuestionado ni acepta críticas. Siempre acusa al periodismo de todos los males. Está claro que se trata de un pedido de la Justicia suiza. Pobre Argentina si Moyano fuera presidente…

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Sin respaldo absoluto de la CGT y con presiones del Gobierno, Hugo Moyano retrocedió ayer en su medida de fuerza y levantó el paro nacional de camioneros y otros gremios de transporte que había convocado para este lunes con movilización a Plaza de Mayo, pero la medida de fuerza quedó en suspenso. Mientras tanto la Justicia aceptó tramitar el exhorto enviado por Suiza que menciona al líder sindical en un presunto caso de lavado. El juez federal Norberto Oyarbide dio curso al pedido de información de la justicia suiza sobre las causas en las que está involucrado Moyano. El magistrado ordenó una serie de medidas procesales que habían sido solicitadas por el fiscal federal Jorge Di Lello. Moyano acusó a la prensa por el exhorto enviado por la justicia de Suiza, al que calificó de “irregular” y reiteró sus amenazas a los medios de prensa. “Esto está armado no sé por quién ni sé de dónde. La responsabilidad es de la prensa. No tengo un carajo que ver con Covelia”, dijo, en relación con la empresa de recolección de residuos con la que se lo vincula, a raíz de la cual Suiza pidió datos sobre él. Y agregó: “Para la prensa, los que conducimos una obra social somos asesinos seriales o envenenamos a la gente. También fui el ideólogo y ejecutor del crimen de Beroiz. A mi hijo Gerónimo de 11 años le tuve que explicar que era un invento. Me hicieron una canallada: Menem y Duhalde me metieron droga en 1989. Jamás nos opusimos a la Justicia ni impedimos que nos allanen los gremios. Tenemos bronca con la prensa”. También Moyano disparó hacia la ex ministra de Salud Graciela Ocaña, una de las principales acusadoras del poder que construyó el sindicalista y le apuntó al diputado nacional Francisco de Narváez y al empresario Daniel Hadad. “Parece que los dirigentes sindicales estamos únicamente para pelear salarios, manejar obras sociales y administrar hoteles de turismo. Se equivocan. Queremos llegar al poder. Ese es el objetivo”, agregó Moyano quien evitó las preguntas de los periodistas. En tanto, ADEPA advirtió que la “violenta intimidación” del Sindicato de Camioneros a los medios de comunicación constituye “una inédita amenaza a la libertad de información y a las instituciones en democracia”. Frente a la amenaza de bloqueos a las empresas periodísticas, la entidad llamó la atención sobre el silencio del Gobierno ante el episodio por no haberse comprometido a garantizar la libre circulación de diarios y revistas. El poder en sus diferentes expresiones nunca quiere ser investigado, cuestionado ni acepta críticas. Siempre acusa al periodismo de todos los males. Está claro que se trata de un pedido de la Justicia suiza. Pobre Argentina si Moyano fuera presidente… Concluyo con la alemana Hannah Arendt quien testimonió que “la verdad tiene una fuerza propia: los que ejercen el poder son incapaces de descubrir o inventar un sustituto adecuado. La persuasión y la violencia pueden destruir la verdad, pero no pueden reemplazarla”.

Compartir:

1 thought on “Por el bien del país se levantó el paro

  1. Emilio Grande: admiro tu valentía. Sigo siempre tus artículos en el diario, reportajes, comentarios, y me gusta tu posición frente a diversos temas. No he escuchado el programa de radio que, ahora me entero, se levantó sin previo aviso. Cuando esto sucedió no estaba en la ciudad por encontrarme de vacaciones. Pero quiero felicitarte por mantener una línea de pensamiento y de conducta tan coherentes, lo cual es poco común en estos días. Deseo que se haga justicia contigo y por el bien de nuestro país y por el futuro de hijos y nietos, que las manos negras y los delincuentes en el poder, reciban el castigo que se merecen. Ahora, porque seguramente cuando se encuentren frente a la justicia divina, serán juzgados por lo que hicieron y no por lo que pregonan, falsamente, haber realizado. Afectuosamente Carmen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*