Política y periodismo

En 1810 también nace un periodismo revolucionario independiente de todo oficialismo (Belgrano) y un periodismo revolucionario afín a la propia revolución (Moreno). Poco puede sorprendernos entonces que doscientos un año después, haya periodismo con una u otra característica.

Por María Herminia Grande (Rosario)

Compartir:

Por María Herminia Grande.- A propósito de la celebración del día del periodista, con el nacimiento mismo de la patria allá en 1810, también nace un periodismo revolucionario independiente de todo oficialismo (Belgrano), y un periodismo revolucionario afín a la propia revolución (Moreno). Poco puede sorprendernos entonces que doscientos un año después, haya periodismo con una u otra característica. Los historiadores más serios, los que no venden el cuento rosa de un nacimiento patriótico determinado, sino que ahondan en las fortalezas y debilidades de los personajes de nuestra historia; marcan las luchas intestinas feroces por acceder al poder, por someter al otro y por exterminarlo si fuese posible. También se muestran las corrupciones, las traiciones, las mezquindades… Extrapolando los tiempos, Argentina, salvo determinados momentos, no pudo lograr ya como república, mejorar en forma permanente y sistemática su calidad institucional, democrática y republicana. Tal vez por eso la epidermis que envuelve a la nación y aparece en los medios de comunicación, refleja recurrentemente disputas de poder, corrupción, desplazamientos y particularmente en este año, los retazos de históricos partidos políticos que en forma insular se presentan en sociedad. Los candidatos de cara a la primera parada electoral nacional del 14 de agosto, ya se conocen. Sólo el oficialismo guarda para sí el nombre de su candidato. En realidad es la presidente Cristina Fernández la que guarda para sí el momento de anunciar su decisión. Todo parece indicar que el 23 de junio, previo al cierre de listas; daría a conocer su aceptación a la posibilidad de un nuevo mandato, la integración de su fórmula presidencial y todas las listas a diputados nacionales por Frente para la Victoria del país. La elección del 14 de agosto -internas abiertas, obligatorias y simultaneas- , puede significar con sustento una proyección hacia el 23 de octubre o no. Hasta ahora cada candidato en su sector se presenta en soledad, por lo tanto no le disputa nada a nadie. No obstante, si se concurriese a votar con ánimo de definición polítca, el 14 de agosto cobraría significación. Hoy nada garantiza que así sea, por lo tanto el resultado allí obtenido, tampoco. Salvo que algún candidato a Presidente, si los votos obtenidos en las internas no le convencen, desistiese de continuar con posterioridad a esta fecha, y decidiese trabajar con ahínco por otro candidato que lo supere en posibilidades.

El desguase sistemático de los partidos políticos permite que en este 2011 ningún binomio presidencial sea puro. Ricardo Alfonsín es acompañado por alguien que no pertenece al centenario partido radical: Javier González Fraga. Elisa Carrió junto a Adrián Pérez sí representan a la Coalición Cívica, partido nacido luego del portazo dado al radicalismo. Hermes Binner del socialismo, se abraza con Margarita Stolbizer, representante del GEN partido nacido luego de otro portazo al radicalismo. Rodríguez Saá en representación del Peronismo Federal, una escisión del peronismo junto a Raúl Castells del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados. Eduardo Duhalde con Mario Das Neves, por Unión Popular, surge del portazo dado al peronismo de Kirchner y es una escisión del Peronismo Federal. Jorge Altamira por el Partido Obrero y Cristian Castillo por el PTS integran el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. Todos estos retazos ideológicos unidos a otros, lleva a que nadie pueda argumentar con solidez por qué con este sí y por qué con aquel no.

De concretarse la candidatura de Cristina de Kirchner, habrá que ver si integra su fórmula con un kirchnerista o no.

¿Cómo leer la decisión del gobernador Binner de convertirse en candidato presidencial? Como todo en la vida depende de la mirada del vaso medio vacío o medio lleno… Lo que no se discute es que lo más cómodo y menos riesgoso en todo sentido, hubiese sido que encabezase la lista de diputados nacionales por Santa Fe. Su decisión puede leerse como un acto más de militancia para con su candidato a la gobernación Dr. Antonio Bonfatti, poniéndole un valor agregado a la misma. El correlato de esta interpretación es pensar que el gobernador Binner siente gran seguridad en ganar la provincia dado que este paso genera rispideces en la alianza con los radicales santafesinos. Lo notorio para Santa Fe es que del mismo Frente habrá tres candidatos a presidentes de la nación y tres listas de diputados nacionales, y un candidato a gobernador que necesita los votos de los tres sectores. Posiblemente, como ya dijimos, la lista que responde a Elisa Carrió la encabece Pablo Javkin, la de Binner Juan Carlos Zabalza y la del radicalismo de Ricardo Alfonsín, el Ing. Barletta. (Algún sector desea que sea la dupla Barletta-Boasso).

Desde el peronismo el candidato Agustín Rossi, concluyó la ronda de reuniones con los legisladores, con los candidatos a gobernador integrantes del Frente Santa Fe por todos, con los candidatos a intendentes y presidentes de comuna. El martes próximo organiza un plenario en Rosario con todos sus candidatos y ya está recorriendo nuevamente la provincia. El deseo de su sector es que la lista de diputados que definirá Cristina de Kirchner contenga a Alejandro Rossi. Miguel del Sel junto a Osvaldo Salomón, reciben cuantiosas propuestas para conformar su lista de diputados nacionales. Por estas horas sienten la presión del duhaldismo y del PRO. Uno de los que sueña en integrar esta lista es el ex gobernador Jorge Obeid, ideólogo del espacio de Omar Perotti.

Fuente: diario La Capital, Rosario, 11 de junio de 2011 en www.mariaherminiagrande.com.ar

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*