Polémico fallo sobre la marihuana

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). ¿Quién puede negar que el consumo de drogas en Argentina de la que no escapa Rafaela viene aumentando en los últimos años en distintos ambientes sociales, especialmente adolescentes y niños? ¿Qué hace el Estado nacional para prevenir, trabajar en la recuperación de adictos y luchar contra el narcotráfico?

Compartir:

La Corte Suprema de Justicia despenalizó la tenencia de marihuana para consumo personal de personas adultas en el ámbito privado, siempre que no represente un peligro para la salud de terceros, en un fallo considerado histórico para la problemática de las drogas en la Argentina. En su resolución, los jueces no se pronunciaron sobre la penalización de otras drogas ni especificaron las cantidades de marihuana permitidas, pero dejaron en claro que el consumo de marihuana u otras sustancias en la vía pública seguirá siendo reprimido por la ley. El tribunal hizo expresa aclaración que su pronunciamiento “en modo alguno implica legalizar la droga”. La Corte resolvió que se garantice la privacidad de los consumidores de marihuana y que se les brinde la posibilidad de asistencia médica en lugar de ser castigados por la ley. La Corte intimó a “todos los poderes públicos a asegurar una política de Estado contra el tráfico ilícito de estupefacientes y a adoptar medidas de salud preventivas, con información y educación disuasiva del consumo, enfocada sobre todo en cumplimiento a los tratados internacionales de derechos humanos suscriptos por el país”. ¿Quién puede negar que el consumo de drogas en Argentina de la que no escapa Rafaela viene aumentando en los últimos años en distintos ambientes sociales, especialmente adolescentes y niños? En este contexto, el Equipo de Sacerdotes para las Villas de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires emitió un documento: “Nos parece que al no haber una política de educación y prevención de adicciones intensa, reiterativa y operativa se aumenta la posibilidad de inducir al consumo de sustancias que dañan el organismo. La experiencia de acompañar a jóvenes en el camino de recuperación y reinserción social nos ha permitido escuchar el testimonio de muchos que han empezado consumiendo pequeña cantidad de marihuana y de pronto se encontraron consumiendo drogas más dañinas aun como el paco. La vida se les volvió ingobernable. Por eso desde nuestro punto de vista las drogas no dan libertad sino que esclavizan”. Ciertamente que en el ámbito privado cualquiera tiene el derecho de hacer lo que más le parece mejor para su vida siempre y cuando no afecte a terceros ni ofendan al orden y la moral pública, como lo establece la Constitución Nacional en su artículo 19. También es verdad que fumando marihuana no se llega a la muerte pero sumado al alcohol puede ser una escalera para el consumo de otras sustancias más peligrosas que a la postre terminan esclavizando a la persona. ¿Qué hace el Estado nacional para prevenir, trabajar en la recuperación de adictos y luchar contra el narcotráfico? Bien poco y es una materia pendiente.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*