“Para los Kirchner hay una sola verdad, la de ellos…”

Es la opinión del licenciado Julio Bárbaro, diputado nacional en dos oportunidades (PJ) y secretario de Cultura de la Nación. Fue titular del Comfer hasta marzo de 2008.

Por María Herminia Grande (Rosario)

Compartir:

MHG: ¿Cuál es su opinión sobre la decisión de los presidentes Kirchner en cuanto a adelantar las elecciones? JB: Es un gobierno que desde que se inició juega mucho con la idea de la sorpresa, con la idea de retomar el mazo y dar de nuevo… En general les ha ido bien. Me parece que esta decisión tiene dos elementos. Uno de ellos es positivo, y es que el acto electoral se haga todo junto, eso nos viene bien a todos. Y un elemento sorprendente que es esta idea de apurarla demasiado, en 90 días, hagámoslo pronto, como si es algo que quisiéramos saltar… sacarlo de encima…

MHG: Hay dos cosas que me sorprendieron de esta decisión. Una de ellas es la advertencia del presidente Kirchner, cuando dice “en esto va la gobernabilidad”. Y lo segundo es el menosprecio del accionar político. Creo que en la vida institucional de un país las elecciones no son una anécdota y tampoco debe ser un escollo para la vida política ni institucional… No debe pararse un país porque haya elecciones pero tampoco menospreciar su columna vertebral… JB: Sucede que la dirigencia actual tiene un relación con la política bastante compleja. Ejerce el poder, piensa el poder como nervio, pero no tiene diálogo, no tiene propuesta… A mi me da la sensación que es una estructura que piensa “vivamos ahora, lo que pase después no interesa”. Es todo un poco pasajero. No hay una voluntad de trascendencia y una conciencia en que los actos van a quedar marcados…

MHG: Algunos sectores de la oposición están pensando que este adelantamiento es un signo de debilidad porque las cosas no le están yendo bien y hay una obcecación con temas fundamentales, como por ejemplo el campo… JB: Hay una concepción del poder sectaria. Hay una idea setentista de imaginar la confrontación como lo más revolucionario. Fíjese que en los 70 la contradicción entre el peronismo y la tendencia, era que el peronismo siempre fue negociador, siempre fue buscando el diálogo, el acuerdo, aun en momentos en que eso era muy difícil. Hoy ellos son gobierno y plantean la confrontación. Perón era un negociador y ellos eran revolucionarios. Buscan en esa confrontación una idea de virtud… cuando en realidad eso lleva a la derrota. En el tema del campo, usted y yo y todos los argentinos, nos ilusionamos cuando se sentaron en una mesa los dirigentes agropecuarios, los ministros, la Presidenta a negociar… Pero de golpe dijeron la negociación no, porque hay una sola verdad, es la mía… Hay una propiedad de la verdad que tienen ellos… los Kirchner…

MHG: Este adelantamiento de las elecciones, más allá de fundamentarlo en la crisis mundial ¿funcionará como un plebiscito? JB: El gobierno vive esto como un todo o nada. Hay una idea de que juego y apuesto la totalidad. Buscan eso, la valentía es la cornisa. Es llevar las cosas al límite. Como si no les interesara mucho la sociedad. Como si ellos fueran la expresión del bien. Y el resto, los que no opinan como ellos, la expresión del mal. En mi caso particular, yo no soy oficialista pero tampoco oposición, tengo una posición mucho más crítica… Pero para ellos si yo no soy oficialista al extremo de la obsecuencia, soy enemigo…

MHG: ¿Cómo ve en junio el nuevo mapa político en el Congreso de la Nación? JB: El gobierno ya es minoría. Se ha definido como un gobierno que pasa de un 65% de consenso a un tercio de la sociedad. Esa es la situación real. Yo siempre digo en esto sabemos como son cuando tiene mayoría propia, no sabemos –porque nunca les pasó- como son cuando están obligados a negociar. Y en la obligación de negociar, vemos que en el conflicto con el campo juegan más a vencer al enemigo que a encontrar un acuerdo superador. Todo o nada en una elección… todo o nada en el conflicto con el campo… todo o nada en una ley de medios…

MHG: Usted es peronista, usted ha estado en el gobierno, no saca los pies del plato pero hace advertencias críticas… JB: me acuerdo a lo que nos pasaba en los 70, lejos estábamos de tener nada que ver con el golpe que venía, pero lejos también estábamos de la violencia que algunos instauraban… ¿Usted es represor o guerrillero?. Represor jamás. Pero guerrillero tampoco. Le generan a usted un todo o nada, una fractura en donde uno queda como un tibio… Cuando en rigor lo que se busca es ponerle pasión a esto de la contradicción… que no es tibieza… El abrazo Perón-Balbín es sublimar una sociedad que se acerca a superar un conflicto y no es un gesto de debilidad… pero ellos nunca lo tomaron así. Viven en una sociedad donde los dirigentes políticos si golpean, se dan golpes bajos y no se respetan, entonces si uno quiere discutir un proyecto o una idea… le dicen: no pero ojo con el hombre A, con el hombre B… Nos golpeamos porque no somos capaces de generar un nivel de abstracción, de salir de la persona…

MHG: Cuando me contacté con usted mi interés era conversar con respecto al proyecto de una nueva ley de medios. He leído con atención un artículo suyo publicado en Clarín donde manifiesta que por ejemplo la TV debe estar al servicio de los mas necesitados , cosa que hoy no es así, donde los cables avasallan con respecto a la posibilidad que tiene la gente de ver una televisión que eduque y divierta, cosa que hoy no lo hace… JB: Me queda la sensación que utilizamos a los desposeídos como una excusa para que nos peleemos los progres y los estatistas contra los liberales y menos estatistas. En realidad es una pelea por nuestro poder, no es una discusión por la distribución real…

MHG: Es la capacidad que tiene este gobierno de “subirse” a temas que realmente son de interés para todos, en que todos estamos de acuerdo, la estatización de fondos de las AFJP, la ley de medios… pero es como que dudamos cuando lo hace este gobierno… JB: Yo me no me hago cargo de esto. Porque la crisis en este país es de gobierno y oposición. La oposición tampoco da los pasos necesarios para dejar de ser la que le pega al gobierno y encarar una propuesta. Está muy fracturada, es muy personalista… Pero este es un defecto de la sociedad… Cuando uno ve las estructuras políticas de Chile, Uruguay y Brasil y piensa porque nosotros que estuvimos mucho mas avanzados políticamente que ellos, nos cuesta tanto acercarnos a esa forma de vivir la democracia como algo estable y no neurótico y agresivo. Específicamente la Ley de Medios debería ser el resultado y el fruto de un momento de paz en nuestra sociedad. Si esa ley de medios es el triunfo por 5 votos de un sector sobre el otro, no sirve para nada… me da la impresión que sale porque hay rabia… no porque hay madurez…

MHG: En el discurso del presidente Kirchner vemos como ataca a Clarín, TN… Mañana será otro medio… Se repite lo que usted dice: subordinación o enemigo… JB: Lo más importante en la televisión, que es lo más importante que tenemos como peso, es que cada cultura genere su propia imagen. Porque cuando nos venía todo en inglés, venía una identidad que se nos imponía. No, Argentina produce y mas que nadie, y exporta…. Cuando viene de otros países ven que nosotros tenemos muchos canales hechos por nosotros… Nuestro castellano, nuestro argot tiene su peso… Eso que es producir nuestra propia imagen, nuestra propia identidad, hay que enriquecerlo, no hay que limitarlo, porque algunos se le ocurre que no es correcta la imagen que dan los medios de la política… Mire… ningún medio oficialista sirve para nada… no hay nada mas aburrido que el oficialismo. La dialéctica entre el gobierno y la oposición que los medios reflejan es parte de la vitalidad. Si una dirigencia política es segura, en ese reflejo que siempre debe ser crítica, ve una incitación a su mejoramiento. Esos son los medios que necesitamos…

Fuente: www.mariaherminiagrande.com.ar

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*