Papeleras: colisión de derechos

Se trata del editorial del programa de radio “Sábado 100” que se emite en radio Horizonte (FM 99,5), conducido por Emilio Grande (h.).

Compartir:

El conflicto suscitado a partir de la construcción de dos fábricas de pasta celulosa en las márgenes del río Uruguay se sigue agravando, a tal punto que su desenlace final tendrá consecuencias ambientales, políticas y jurídicas entre Argentina y Uruguay. A decir verdad, el reclamo de los ambientalistas de Gualeguaychú es justo porque está en juego el futuro del medio ambiente ante la posibilidad concreta de contaminación en las plantas que se construyen en la vecina localidad de Fray Bentos. Pero lo criticable es la metodología empleada por los activistas argentinos de cortar el tránsito en el puente que une a esas dos ciudades, cortándose también entre Colón y Paysandú. ¿Qué culpa tiene la gente que tiene que cruzar de un país a otro para ir a trabajar? ¿Por qué se los prohíbe el cruce a los turistas argentinos que pensaban veranear en la costa uruguaya, ocasionando pérdidas económicas al país vecino? Nunca se soluciona ni se justifica un mal con otro mal, es decir ante una situación injusta de mal se lo combate siempre con un bien, como lo advierte san Pablo a la carta a los Romanos (12, 21). En el plano jurídico, abogados ligados al conflicto señalan que siempre prima la protección del derecho más esencial, la protección de la vida por sobre el derecho a transitar, pero se viola el artículo 14 de la Constitución Nacional cuando habla “de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino”. En este contexto, se amenazó con denunciar esta situación ante la Corte Internacional de La Haya, lo que de concretarse generará un conflicto jurídico entre dos países hermanos y vecinos que tienen una historia común. Los gobiernos argentino y uruguayo afirman que se no se respetan los tratados entre ambos países. ¿Por qué no resolver este conflicto por la vía diplomática? También se puede utilizar el Mercosur, que es el ámbito no solamente de acuerdos políticos, comerciales, culturales sino también que debe tener un espacio para dirimir estas cuestiones. Además, el gobernador de Entre Ríos Jorge Busti pidió que la Corte Suprema de la Nación trate la denuncia de la provincia por contaminación ambiental en grado de tentativa. ¿Cuales son los riesgos que constituyen estas dos plantas de celulosas para ambos países? Los riesgos no solo representan una destrucción ambiental de la zona sino también una contaminación a las poblaciones costeras. A pesar de la conciencia ecológica del Uruguay ubicado en el sexto lugar en el concierto mundial, durante el gobierno se Batle se remontan los contratos firmados con las corporaciones ENCE y BOTNIA, fabricas de pasta celulosa de España y Finlandia, lugar donde no pueden producir esa pasta con el método que van a emplear en las plantas uruguayas. Siempre hay que buscar el bien común por encima de los intereses particulares, siendo el diálogo el método para solucionar estos conflictos y la búsqueda de consensos.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*