Otra contundente marcha contra la Justicia y al Gobierno

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio El Espectador (FM 100,1) de Rafaela.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- A pesar que hubo menor cantidad de manifestantes, el domingo pasado volvieron a salir para rechazar las políticas del Gobierno en distintos puntos del país contra la gestión de Alberto Fernández, siendo el octavo banderazo desde que asumió el poder, y el reciente fallo de la Corte sobre los tres jueces. Con distintos grados de participación, la oposición acompañó la protesta realizada en el octavo aniversario de la masiva marcha contra el gobierno de Cristina Kirchner en 2012.

Se registraron movilizaciones en más de 200 localidades del país con medidas de distanciamiento para evitar el contagio de coronavirus. Las concentraciones mostraron la presencia de distintos sectores de la sociedad y la producción.

Las principales convocatorias se registraron en las ciudades de Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Tucumán, Mendoza, entre otras. En Rafaela, el eje convocante fue “campo y ciudad”, movilizándose decenas de autos con banderas y gente de a pie por el bulevar Santa Fe y alrededor de la plaza 25 de Mayo; de todas maneras, la cantidad fue menor a otras marchas.

Con la consigna “libertad, justicia y Constitución”, el banderazo ratificó el rechazo de una porción activa de la sociedad al avance del kirchnerismo duro en las medidas de Gobierno en la misma línea con las anteriores movilizaciones, que fueron multitudinarias, entre ellas la del lunes 12 de octubre.

En esta oportunidad, la convocatoria tuvo como uno de sus ejes la situación de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y German Castelli, quienes interpretaron como una derrota el fallo de la Corte Suprema, que los mantendrá en el cargo provisoriamente hasta que finalicen los nuevos concursos para ocupar sus vacantes. Los jueces mencionados, que convalidaron medidas tomadas en investigaciones por corrupción al kirchnerismo, anunciaron que se presentarán cuando se abran los concursos.

Al respecto, hubo carteles para todos los gustos, pero me quedo con uno muy esclarecedor, expresando que “la Constitución no es un instrumento del Gobierno para control del pueblo. Es la herramienta del pueblo para controlar el Gobierno”.

A decir verdad, el reciente y polémico fallo de la Corte contra los tres jueces que investigan a Cristina Kirchner resultó ser uno de los motivos convocantes de otra multitudinaria manifestación a lo largo y a lo ancho del país.

Además, están los reclamos por la eterna cuarentena, que pasó de llamarse ASPO a DISPO, en el contexto de la pandemia, que trajo como consecuencia el aumento de la pobreza, la desocupación, el cierre de empresas y comercios, generando incertidumbre para varios sectores sobre el futuro de la Argentina, lo que produce la fuga de jóvenes al exterior. Ahora se suma el ajuste a los pobres jubilados, ¿dónde están los que arrojaron piedrazos hace 3 años en la plaza del Congreso?

También está el no inicio de las clases presenciales, a excepción de algunos lugares puntuales del país, con graves consecuencias para la comunidad educativa porque no son pocos los alumnos que desertaron, sumado a los problemas de conectividad por falta de internet.

Mientras las autoridades insisten con las medidas de distanciamiento, no se puede tomar mates en una plaza, ni jugar al fútbol y a las bochas, y las autoridades nacionales no dan el ejemplo. Basta ver la foto sobre la reunión del presidente Alberto Fernández con el ex presidente Evo Morales, con sus respectivas comitivas, sin ningún tipo de distanciamiento y en un lugar cerrado. De hecho se contagió Gustavo Beliz (secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia) y Alberto está aislado en la Quinta de Olivos.

Este masivo banderazo no solo significa otro llamado de atención para el gobierno nacional, como así también interpela a la Corte con sus fallos contradictorios y a la dirigencia opositora para que resuelva sus problemas y se mantenga unida pensando en las elecciones legislativas de 2021. Si no escuchan los reclamos, los organizadores fijaron para el 25 de noviembre a las 17 horas con otro banderazo en defensa de los jubilados.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*