Oposición política a las autopistas

Después de diez años de divulgación, el doctor Laura hizo saber en su reciente visita a Rafaela que la Red Federal de Autopistas está recibiendo apoyo de una comisión legislativa que reúne a diputados nacionales de siete bloques. El intendente Omar Perotti no concurrió a la charla realizada en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela.

Por Emilio J. Grande (Rafaela)

Compartir:

Anualmente, los accidentes de tránsito en nuestro país dejan el tristísimo saldo de 7.000 personas muertas (en su mayoría en actividad), 8.000 millones de pérdidas materiales y decenas de miles de discapacitados por vida. Tan alarmantes cifras que posicionan a la Argentina al tope de la estadística de ese rubro en el mundo, por lo visto no alcanzan a sensibilizar a las autoridades nacionales de turno, de lo contrario se abocarían a imitar la solución que encontraron en el exterior, en territorios con parques automotores muy superiores al nuestro. Y la solución es la red de autopistas que inventaron ingenieros en Alemania en 1912, hoy la más extensa, seguida por la de Estados Unidos y China en tercer lugar. Hace diez años que el doctor Guillermo Laura viene pregonando una red federal de autopistas en la Argentina de 13.000 kilómetros que evitaría el 87% de las muertes, reduciría los fletes un 20%, acortaría los viajes un 30% y se eliminaría el peaje. Un aspecto para destacar es que al Estado esta obra no le costaría nada pues al igual que en los países que la ejecutaron se financiaría con 0,25 pesos por cada litro de combustible a pagar al ponerse en uso. Increíblemente, hay oposición política que impide considerar el proyecto de Laura o pergeñar otro que acaso lo supere. Una simple anécdota alcanza para entenderlo. La Fundación Metas Siglo XXI que sustenta el proyecto interesó al secretario general del gremio de los camioneros y titular de la CGT, Hugo Moyano, quien convencido de las ventajas de lo propuesto (ocurrió algo similar en el reciente conflicto del campo) lo expuso al ministro de Planificación Julio de Vido, quien interrumpió abruptamente la exposición al enterarse que este proyecto no “deja nada al Esado” (léase no hay posibilidad de coima alguna) porque se encuadra en la ley nacional que alienta a la iniciativa privada, estableciendo que la construcción se hace mediante licitación internacional y las empresas que resultan adjudicatarias incluyen en sus presupuestos el porcentaje que esa ley regula como remuneración al autor del proyecto. Después de diez años de divulgación, el doctor Laura hizo saber en su reciente visita a Rafaela que la Red Federal de Autopistas está recibiendo apoyo de una comisión legislativa que reúne a diputados nacionales de siete bloques, incluido el ex gobernador de Santa Fe Jorge Obeid. También se interesó el gobernador Hermes Binner al recibir a Laura en su visita en la capital provincial –previo al viaje a nuestra ciudad-, pero no ocurrió lo mismo con el intendente Omar Perotti al no concurrir a la charla realizada en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela, recordando que durante el citado paro del campo el intendente local buscó adhesiones para construir una autovía en la ruta 34 (el proyecto de Laura lo mejora con autopista), viajando inclusive hasta las provincias norteñas. ¡Qué paradoja! Al aval del sindicato de los camioneros se suma el de los choferes de ómnibus de larga distancia en los que viajan anualmente 65 millones de personas, cuyas empresas divulgarán el citado proyecto en los monitores de cada unidad. La red de autopistas será inevitable teniendo en cuenta palmarias realidades. La actual red vial de la Argentina prácticamente es la misma que construyó Vialidad Nacional hace más de medio siglo cuando circulaban 300.000 automotores, parque que hoy supera los 8 millones de unidades que duplican la velocidad y que para 2020 se elevaría a 16 millones. Fácil es deducir a qué espantoso grado de siniestros se llegaría cuando en la actualidad las rutas ya están colapsadas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*