Necesidad del compromiso ciudadano

Se trata del editorial del progama “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). El contexto local y nacional es muy opuesto al contenido de la jornada social en nuestra ciudad: hay enfrentamientos permanentes, enfermedad del poder, incapacidad para construir consensos y búsqueda del común por encima de los intereses sectoriales.

Compartir:

Recientemente, se realizó la V Jornada Social denominada “Estado y sociedad civil a la luz del bicentenario” la Sociedad Rural de Rafaela, organizada por la Comisión de Justicia y Paz de la Diócesis de Rafaela. La participación de los ciudadanos, la calidad institucional y la reforma política fueron los temas que se abordaron en los grupos de trabajo. Alentar el paso de habitantes a ciudadanos responsables; fortalecer las instituciones republicanas: el Estado y las organizaciones de la sociedad; y mejorar el sistema político y la calidad de la democracia fueron los objetivos planteados por la Comisión de Justicia y Paz. Participaron intendentes de Rafaela y Sunchales, el obispo de Rafaela, presidentes comunales, senadores y diputados provinciales, concejales, docentes, vecinalistas, funcionarios, sindicalistas, jueces, empresarios, sacerdotes y seminaristas. Monseñor Carlos Franzini destacó en su discurso la necesidad de “generar entre nosotros espacios de diálogo y reflexión”. Manifestó que desde la Iglesia se busca generar y promover la amistad social que es “una deuda pendiente en una sociedad donde el enfrentamiento y la exclusión es un lastre que nos impide construir juntos el bienestar social”. Destacó la necesidad de que todos los sectores de la sociedad se junten a discutir y buscar soluciones. Entre las conclusiones sobresalieron la transparencia a nivel institucional y personal porque hay que reclamar no sólo a los dirigentes políticos sino a la sociedad; el diálogo que es intercambio de opiniones y compromiso de los interlocutores. Este implica ejercitación y la intención de buscar soluciones a los conflictos. La participación de la ciudadanía en las distintas organizaciones sociales es un tema complejo. Implica compromiso de las personas y escucha, reconociendo que la postura u opinión individual va a ser cuestionada. Estamos transitando no una época de cambios sino un cambio de época que tiñe, marca todo y nos deja a la intemperie. Diálogo, participación e institucionalidad no son “palabras mágicas” sino que remiten a situaciones complejas. También se reflexionó acerca de la necesidad de que las distintas instituciones extiendan su tarea a la sociedad, es decir que no se cierren en su labor sino que participen de un diálogo que involucre a todos los sectores. Debemos generar valores genuinos desde las familias, el sistema educativo, los medios de comunicación e instituciones para que guíen el comportamiento, apartándonos de una postura individualista y enfocándonos en el bien común. El contexto local y nacional es muy opuesto al contenido de esta jornada social: hay enfrentamientos permanentes, enfermedad del poder, incapacidad para construir consensos y búsqueda del común por encima de los intereses sectoriales…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *