Monumento a la vaca: un trámite muy lento

vaca Por Emilio J. Grande.- La foto de la vaca holandesa que ilustra esta nota fue tomada ayer. En un diálogo imaginario, al mirarme, celular en mano, imaginé que el animal que pastaba, envidia la suerte del cardo, el cardo que aparece en el sur del Pasaje Carcabuey que linda con calle San Martín. Es que el trámite para el homenaje al cuadrúpedo de pelaje overo, en blanco y negro, supera la década y de quienes impulsan el proyecto, su paciencia se balancea entre la decepción y el optimismo inicial, hoy muy cerca del pasto. Es que oportunamente, en una sesión, el Concejo Municipal aprobó el proyecto del cardo y pocas semanas después se inauguró la obra con bombos y platillos. ¿Quién aporta más a la economía del país y al significado cultural de un monumento? ¿La vaca o el cardo? La respuesta no requiere análisis alguno, se impone por su propio peso. Por qué entonces tanta demora. Más de 10 años de espera que desespera contra sólo un par de meses requeridos para concretar lo que luce (¿es que luce?) en el citado Pasaje Carcabuey. Y la envidia de la vaca la genera otro argumento, el que se refiere al costo. El del cardo fue de varios miles de pesos que afrontó la Municipalidad con el aporte de los contribuyentes. ¿No debería darse por resuelto, o sea, que también proceda de la misma manera para el homenaje a la overa negra? Cuando algún día se concrete la vaca-monumento, ya tiene su lugar en dulce espera: en la Terminal de Omnibus, en un espacio verde contiguo al café-comedor, con excelente vista a la cercana ruta 34, tramo denominado avenida Intendente Octavio Zóbboli. En el inicio de la gestión allá lejos y hace tiempo, el concesionario de la Terminal, Carlos Cassinerio aceptó con agrado nuestra propuesta, al decir “sería un adorno para esta Estación y muchos pasajeros mientras esperan la salida a su destino se tomarían fotos (y selfies) en el monumento, como recuerdo de Rafaela”.

UNA ACOTACION En la Sociedad Rural de Rafaela sobre el costado sur del óvalo de la pista central está ubicada una vaca holandesa de material, provisoriamente, cuando en realidad debió instalarse en un lugar público, proyecto que no prosperó ante la negativa del Concejo Municipal hace varios años.

Fuente: diario La Opinión, Rafaela, 18 de junio de 2016.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *