Mi pasión es el arte y la restauración

La artista María Inés Adorni con una de sus obras restauradas.

Por María Inés Adorni.- Como restauradora soy un profesional muy responsable de la preservación de los objetos artísticos, muebles antiguos y patrimonio cultural. Restaurar consiste en garantizar que las obras de arte y objetos de interés histórico se mantengan en las mejores condiciones posibles, mediante su limpieza, reparación y mantenimiento.
La conservación es un proceso que consiste en detener el deterioro de los objetos de valor histórico o artístico y en restaurarlos para devolverles su estado original. Para ello se examina, se hace un diagnóstico con el fin de identificar los materiales que entran en su composición y poder determinar las causas de su deterioro. La restauración, además de detener éste, puede revocar cualquier cambio hecho en obra de arte por alguien ajeno al artista que terminó.
Alteraciones del deterioro de las obras de arte: las pinturas al óleo tienen tendencia a secarse, lo que produce cambios en el color o escamas. Las materias orgánicas como la madera y el marfil se contraen o se dilatan según la humedad de la atmósfera. Cuando estos cambios se hacen visibles, el deterioro ya está avanzando.
Las causas principales de estas alteraciones se deben al exceso o defecto de humedad, luz, calor o frío, a un ambiente contaminado, a plagas, a descuidos, al contacto con otros objetos contaminados.
La radiación ultravioleta presente en la luz natural y artificial, decolora las acuarelas y los tejidos y acelera su deterioro fotoquímico, también destiñe el papel. La congelación y el sobrecalentamiento pueden ocasionar la fractura de piedras, escayola o yeso y vidrio.
Los insectos, los roedores, los hongos y las bacterias pueden destruir las materias orgánicas como los tejidos, el cuero, el papel y la madera. Muchos materiales se alteran por la oxidación o por reacción a los contaminantes del aire.
Ejemplo de restauración de una pintura al óleo: se examina primeramente el cuadro detalladamente, se detectan por rayos por si existen cambios, etcétera. El tratamiento se inicia con la consolidación, que consiste en reparar o reforzar el soporte, sujetando la pintura desprendida, la limpieza es muy delicada que comporta la suspensión de los barnices sucios o descoloridos, se reintegran zonas dañadas después de repintar sin tocar la pintura original. El objetivo del restaurador es conservar la obra, prolongar su vida, y restituir su apariencia original.

Imágenes religiosas

Me dediqué a las restauraciones porque me apasiona el mundo del arte, como artista plástica me crie en una familia de artesanos del mueble y mamé ese mundo tan lindo. Desde 1981 estudié arte en talleres particulares, luego artes visuales, dibujo, pintura, cerámica, escultura grabado, historia del arte y perfeccionamiento en restauración del arte y objetos antiguos.
Comencé con los muebles antiguos, cuadros, esculturas y mi relación con la Iglesia Católica, ofreciendo mi trabajo gratuitamente para ayudar a preservar ese patrimonio olvidado en donde restauro actualmente Catedral San Rafael.
Me gusta preservar y devolverle la originalidad a ese mueble o bien cultural porque tiene su historia, también trabajé sobre imágenes de 1913, siendo su autor Cayetano Flores Góngora, artista plástico. Sus obras están en la Catedral San Rafael y en la Capilla Santa María Magdalena del Hospital de Rafaela, además decoró el Castillo de Foti y la casa Scossiroli. Cayetano Flores quien tengo el gran honor de restaurar sus piezas como ser el arcángel Rafael, Tobías, ángeles custodios, entre otros y sus ocho imágenes de la capilla del Hospital y el atrio. Es oriundo de Almería (Andalucía, España). Estudiante de la Escuela de Bellas Artes de Granada. En 1910, a los 23 años, llega a la Argentina, con María Ibañez, andaluza.
Pintor, especialista en vitraux, decorador, muralista y restaurador. Sus trabajos de arte sacro son destacados y fueron realizados en la Catedral de Rafaela, y las parroquias de Vila, Roca, Progreso, San Carlos Centro, entre otros lugares.


Ofrecí mi trabajo en el Hogar Don Orione con la hermana Ángeles como ofrenda al Señor por problemas en mi familia, la contención de ellas y los sacerdotes me llevaron hasta el día de hoy como agradecimiento, seguir ofreciendo mi trabajo a la Iglesia como restauradora.
La Catedral San Rafael es un patrimonio histórico de nuestra ciudad y emití un diagnóstico y el deterioro es muy grande realicé restauraciones y actualmente volví a comenzar de a poco porque el costo de los materiales es mucho, buscando ayuda conseguí del senador Alcides Calvo un aporte para los mismos y donando la mano de obra restauro. Mi sueño como rafaelina es seguir con este proyecto que comenzó cuando un día fui, vi el deterioro y me dije esto así no lo puedo dejar. Por medio del párroco Alejandro Mugna y del obispo Luis Fernández, comencé este bello camino de preservar este bien patrimonial.
Restaurar las imágenes religiosas de los templos tiene una connotación diferente a otras obras, ya que ellas me llegan solamente con su deterioro físico, fracturas, desgastes de pátinas, suciedad debido a lágrimas, agradecimientos y bendiciones de los feligreses.
Una imagen receptora de tantos ruegos y amor de los fieles creyentes recobra nueva vida al ser intervenida por el restaurador, el cuidado y sabiduría del proceso no es solamente el carácter material del objeto artístico, ni la evaluación de las alteraciones que presenta. Es la mística, a ese valor espiritual cargado de tanta energía.
La relación espiritual con la imagen y la técnica de su materia son dos planos diferentes que se deben manejar con respeto. Antes de comenzar el proceso de restauración debemos detener el deterioro de la obra, eliminando los factores que hacen a su destrucción para devolverle la originalidad.

La autora es artista plástica y restauradora, realiza restauraciones en templos católicos, cuenta con una experiencia de más de 20 años, realizó estudios en artes visuales con profesores particulares desde 1980, un posgrado en restauración de arte en Buenos Aires. Tiene su taller Crearte en calle Las Acacias 2191, desde hace 29 años, donde se dictan clases para niños y adultos sobre dibujo pintura, cerámica, escultura, mosaiquismo y restauración de muebles. Tuvo participación en la bienal de pintura en Rafaela y en exposiciones de más de 20 años. Los interesados comunicarse al 3492-519654.

Compartir:

2 thoughts on “Mi pasión es el arte y la restauración

  1. muchas gracias Manuel la verdad no lo considero un trabajo el arte es mí mundo mí vida y soy feliz haciendo feliz a los otros dejandoles en su estado original esa obra mueble o imagen. Además nuestro patrimonio se está deteriorando y nadie se fija. Por eso yo pongo mí grano de arena además hay bellas personas en Rafaela como los amigos de la capilla que hicimos milagros con la capilla y así quiero con catedral.un abrazo enorme y gracias por tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*