Massera: uno de los responsables de la represión

Se trata del editorial del progra,a “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). Massera perteneció a una época en que la vida no valía nada. Fue la expresión despiadada de una respuesta demencial a un desafío al Estado por parte de grupos armados, que también cultivaron el crimen como una forma de construcción política.

Compartir:

El ex almirante Emilio Eduardo Massera, símbolo de la represión ilegal durante la última dictadura militar, murió el lunes último tras sufrir un “paro cardiorrespiratorio no traumático” en el Hospital Naval, donde estaba internado desde el 19 de abril pasado. Tenía 85 años y había sido hospitalizado luego de sufrir un accidente cerebro-vascular por el cual los peritos médicos de la Justicia lo declararon “incapaz” y se cerraron así las causas en su contra por su responsabilidad en los crímenes cometidos durante el último régimen militar (1976-1983). Massera había nacido el 19 de octubre en Entre Ríos y tras el golpe militar del 24 de marzo de 1976 fue uno los mayores responsables de la desaparición, tortura y muerte de miles de personas. Estaba casado y tenía dos hijos. Junto a Jorge Rafael Videla y Orlando Ramón Agosti, Massera encabezó la junta militar que dio el golpe de Estado de 1976, al derrocar al gobierno de María Estela Martínez de Perón. Fue el hombre que comandó la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el mayor centro clandestino de detención que funcionó, bajo su mando, durante la dictadura militar. Durante el juicio a las juntas militares, impulsado por el gobierno de Raúl Alfonsín tras la recuperación de la democracia, Massera fue condenado a reclusión perpetua, en 1985, por secuestros, torturas y homicidios. Sólo estuvo preso cinco años: fue indultado en 1990 por el entonces presidente Carlos Menem. En 2005, el represor había quedado eximido de ser juzgado en los procesos por crímenes de lesa humanidad, una vez reabiertos los juicios, por el estado de incapacidad mental en el que se encontraba. También se lo acusó de robo de bebes. El diputado radical Ricardo Gil Lavedra, uno de los magistrados que integraron la Cámara Federal que condenó a los miembros de la junta militar, recordó que durante el juicio a las juntas “Massera hizo un alegato altivo en el cual amenazó a los jueces y reivindicó lo actuado” por la dictadura. Además, el legislador pidió un rápido avance de los juicios por los delitos de lesa humanidad: “Es gente de avanzada edad y los jueces deben pronunciar su decisión que exprese el repudio moral de la sociedad antes de que llegue la extinción física”. Como escribió el colega Joaquín Morales Sola en el diario La Nación, Massera perteneció a una época en que la vida no valía nada. Fue la expresión despiadada de una respuesta demencial a un desafío al Estado por parte de grupos armados, que también cultivaron el crimen como una forma de construcción política. El mayor responsable fue el Estado, pero los responsables de subversión y la represión deben ser juzgados con una mirada imparcial y no sesgada como lo hace el actual Gobierno, sin olvidar la importancia del sistema democrático recuperado hace casi 27 años.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*