“Los gobiernos no afrontaron el problema de la distribución”

Expresó en una entrevista en el programa “Sábado 100” en 2006 el obispo Joaquín Piña recientemente fallecido. Encabezó el frente opositor que se impuso en las elecciones de convencionales constituyentes convocada por el gobernador de Misiones Carlos Rovira, quien proponía la reelección indefinida.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- En una coyuntura institucional de mucha crispación en la Argentina, el lunes pasado falleció monseñor Joaquín Piña, obispo de Puerto Iguazú desde 1986 y desde hacía unos años era emérito.
El frente opositor encabezado por Piña se impuso por 14 puntos en las elecciones de convencionales constituyentes convocada por el gobernador Carlos Rovira quien proponía la reelección indefinida. En una entrevista telefónica con este cronista en el programa “Sábado 100? y luego publicada el 13 de noviembre de 2006 en diario La Opinión expresó que “no es un triunfo personal sino del pueblo misionero que decidió que no quiere un poder hegemónico y perpetuo en la Provincia, que sería algo antidemocrático; queremos vivir en democracia. En otras provincias que tenían situaciones similares parece que tomaron nota (por Buenos Aires y Jujuy) y me alegro que hayamos podido ayudar a otros”. Me viene a la memoria el libro “El mundo de hoy” del polaco Ryszard Kapuscinski (2004) cuando afirma que “en América Latina se sobreentiende que la política es una ocupación de ricos. Un político es un potentado. Partido y `business´ (negocio) vienen a significar lo mismo, y sólo puede ser hombre de negocios el que posee un gran capital”.
A continuación se transcribe la entrevista con Piña: -Si se imponía el “Sí” en Misiones, ¿Felipe Solá (gobernador de Buenos Aires) y Eduardo Fellner (de Jujuy) irían por la reelección? -Es probable. En la provincia de Misiones seguiríamos bajo esta dictadura civil. -¿Cuáles fueron los secretos del triunfo de 14 puntos sobre Rovira? -Hay varias razones, el pueblo maduró en su conciencia cívica, nosotros aportamos desde la escuelas de ciudadanía, además la gente se cansó de ser engañada, burlada y vejada en su dignidad como en la compra de votos. El gobierno provincial cometió muchos errores que se volvieron en su contra. -Cuando asumió en 2003 Kirchner prometió cambiar los vicios de la vieja política, pero mantiene los mismos métodos de clientelismo político y apoyó a Rovira. ¿Dónde quedaron los aportes de la Mesa del Diálogo Argentino de 2002? -Lamentablemente, cayeron en “saco roto” las conclusiones de la Mesa del Diálogo (participaron la Iglesia Católica, el Gobierno y la ONU). No es solamente el presidente Kirchner sino también otros gobernadores que tenemos que hablan de la nueva política, pero aplican la viejísima política. -El documento de Puebla (III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano) de 1979 dice que los sacerdotes no pueden participar en política. ¿Su caso fue una excepción? -Recientemente estuvo hablando de este tema el papa Benedicto XVI al decir que la política es un campo preferencial para los laicos y estamos de acuerdo. Los pastores debemos acompañar a la gente y no podemos dejar solos a los laicos en la arena política. Por otro lado, política es un término ambiguo, no podemos meternos en la lucha partidaria pero sí en la alta política que es la ciencia del bien común, ya lo había dicho el papa Juan Pablo II que la política es una de las formas más excelsas de la caridad cristiana. -Usted fue presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Aborigen, ¿cómo se explica la brecha de 30 veces entre los ingresos de los que más ganan sobre los más pobres en medio de tanta abundancia de riquezas naturales en el país? -Yo me he cansado de decirlo. El problema de la Argentina no es un problema de pobreza, lo que pasa es que los gobiernos no han afrontado en serio el problema de la distribución social de la brecha entre ricos y pobres, entre aquellos que tienen todo y los que no tienen nada. -¿Cómo se cambian los vicios de la vieja política de la clase dirigente? -Yo creo que estas elecciones han sido un paso adelante, la única forma es que el pueblo tome conciencia y no le permita a sus gobernantes que sigan con sus caprichos. -¿Tiene esperanza que este signo de Misiones y lo que pasa en otras provincias sirva para tomar más conciencia ciudadana? -Se empezaron a cambiar las cosas en el buen sentido.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*