Los frutos del Encuentro Diocesano de Jóvenes

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). Este encuentro estuvo marcado por varias notas distintivas, pero se pueden resumir en dos: las diferentes emociones vividas y el compromiso hacia el futuro.

Compartir:

El último fin de semana se realizó en nuestra ciudad el Encuentro Diocesano de Jóvenes con la presencia de casi 1300 jóvenes, provenientes de casi todas las localidades de los departamentos Castellanos, San Cristóbal y 9 de Julio. La mayor parte de las actividades se concentó en el predio de la Sociedad Rural de Rafaela con momentos kerigmático-formativos y misionero-solidarios con un desplazamiento de los participantes a distintos lugares de acción pastoral, estimados en 800 puntos de la ciudad de las 8 parroquias, visitando casas, enfermos, compartiendo proyectos comunitarios de Cáritas como la confección de pan y huertas comunitarias. Al respecto, Micaela Beltramino de Humberto I brindó un testimonio conmovedor: “Fue una experiencia indescriptible y me quedo casi sin palabras por lo emocionante de este encuentro, con momentos fuertes en la exposición del padre Walter Perelló, la obra de servicio que a mí me tocó estar con enfermos de cáncer en la zona de la parroquia Santa Rosa, como también la adoración eucarística”, dijo. En la noche del sábado tuvo lugar un acto masivo en el coliseo del sur de Ben Hur con la participación de grupos musicales en vivo, imágenes de los problemas sociales y testimonios de los presentes, en el que participaron más de 2000 personas, con emociones muy fuertes, a tal punto que una adolescente se descompuso y fue hospitalizada, posiblemente se encontraba cansada y también por las emociones vividas a lo largo de la primera jornada. Los momentos fuertes del domingo fueron el espiritual celebrativo para profundizar la vida cristiana a cargo del obispo Carlos Franzini, citando las enseñanzas del papa Benedicto XVI en Sidney. Tomó como testigos a Laura Vicuña, Pier Giorgio Frassati, Ceferino Namuncurá y San Pablo en el marco del año paulino. Otro momento fue la expo-joven con la presencia de unos 22 grupos de escuelas, universidades, sindicatos, partidos políticos, ONGs, grupos artísticos. “El objetivo fue que los jóvenes de otras realidades sociales muestren su experiencia sobre cómo trabajan a favor del bien común”, destacó el diácono Alejandro Sola. Este encuentro fue organizado por la Pastoral de Juventud en la que trabajaron unas 150 personas, bajo el lema “Recibirán la fuerza del Espíritu Santo y serán mis testigos”, contando con la colaboración de más de 300 familias en el alojamiento de los visitantes. A decir verdad, este encuentro estuvo marcado por varias notas distintivas, pero se pueden resumir en dos: las diferentes emociones vividas y el compromiso hacia el futuro, cuyos frutos se verán en las distintas realidades que tengan que vivir los jóvenes participantes. Lo resume el seminarista Mauro Platner de 22 años: “Es fuerte el encuentro con Cristo de muchos jóvenes a través de la oración que se materializa en el servicio a los necesitados”, remarcó.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*