Lo que dejó el Festival de Teatro Rafaela 2016

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela FM 90,9, que conduce Emilio Grande.- En esta 12° edición del Festival de Teatro participaron unas 20.000 personas en Rafaela, según informó la Secretaría de Cultura del Municipio mientras que prensa municipal colgó en la web 15.000 espectadores, sería bueno que se pongan de acuerdo; hay que agregar los que asistieron en las subsedes Ataliva, Suardi y María Juana (una menos que en 2015). La programación incluyó una diversidad de propuestas, poéticas y géneros (comedia, drama, musical, circo, clown, para adultos y niños) en salas tradicionales y lugares alternativos como vecinales, plazas y la carpa de circo, incorporándose la Jefatura de Policía, el Centro de Viajantes y el Viejo Mercado. Continúan relegadas la Biblioteca Sarmiento del CEC y el Centro Cultural Ben Hur, con tradición teatral. En los últimos años viene reduciéndose la preeminencia de obras de Buenos Aires, pero es la mayoría con el 65% de las 29 obras (3 menos que el anterior FTR), es decir 2 de cada 3. El resto de las puestas fue de Rosario (2), Mendoza, Córdoba, Necochea, La Plata, Rafaela, sumado a tres del exterior: Uruguay, Suiza y Chile-Uruguay-Argentina. ¿De qué manera se puede dar más participación al teatro del interior para que sea un festival más federal? Esta movida cultural transita por nuevos caminos, más allá de quien sea el responsable de la organización. Durante 11 años estuvo a cargo de Marcelo Allasino, cuestionado por sus rasgos autoritarios. Ahora, cambiaron los responsables: María Josefa Sabellotti es la secretaria de Cultura del Municipio y Gustavo Mondino el director artístico del festival. Uno de los momentos polémicos fue el acto inaugural en el colmado Cine Teatro Belgrano. Ante la sorpresa de propios y extraños, el inesperado discurso de Allasino (director del Instituto Nacional del Teatro), quejándose por la reducción de un día y exigiendo a los concejales que sancionen una ordenanza para asegurar su continuidad. El intendente Luis Castellano le respondió que no hay ordenanza que pare a este festival porque es del público. Se redujo un día debido a la situación económica, como contestó la secretaria de Cultura Popi Sabelotti ante la consulta de este cronista en el lanzamiento del festival. ¿Es necesario que el Concejo Municipal apruebe un proyecto para garantizar el FTR? Con ese criterio, ¿habría que incluir un punto para que todos los años se haga el concurso de proyectos para coproducciones locales? A decir verdad, cayeron muy mal los dichos del ex secretario de Cultura hasta el 10 de diciembre de 2015 en el Ejecutivo municipal, según fuentes confiables a este cronista, siendo considerado un desagradecido. Los trapitos se limpian en casa, no se ventilan públicamente. Por mi columna en el diario La Opinión algunos fanáticos aplaudidores se enojaron en Facebook, todavía no comprenden cuál es la función del periodismo en una sociedad democrática…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *