Lavagna le acercó un plan económico a la Presidenta

Entrevista a Roberto Lavagna, economista y político argentino, ex-ministro de Economía y Producción de este país.Fue candidato a presidente por la concertación Una nación avanzada (UNA) junto a Gerardo Morales. Fue embajador ante la Unión Europea, la representación argentina ante la Organización Mundial de Comercio y otras agencias europeas de las Naciones Unidas.

Por María Herminia Grande (Rosario)

Compartir:

MHG: Vamos a conversar con el último ministro de Economía que tuvo Argentina. Por estos días es noticia el cierre del tambo más antiguo del país perteneciente a la familia Magnasco… RL: La situación de la lechería y en el caso de la carne es extremadamente grave, porque ha habido una gran matanza de vientres y en el caso de la leche porque se han cometido todas las troperías desde el gobierno que se han podido cometer como para desalentar al sector…

MHG: Estamos con nuevo ministro de Economía, Boudou, quien no puede conformar su equipo de trabajo ¿qué podemos esperar sobre anuncios de medidas económicas necesarias? RL: Por ahora le diría que en el plano económico, en el período post electoral no hay ninguna novedad relevante. En el campo de lo político está lo novedad del diálogo que empieza abrirse… Pero en el campo de lo económico, y cuando digo económico, digo lo social que hoy es fundamental por su impacto en el empleo, le diría que por ahora no hay nada que comentar. Las cosas siguen como estaban antes y no estaban bien…

MHG: Estamos en desorden… RL: Estamos sin un programa en lo económico.

MHG: Usted ha recomendado la conformación de un Fondo Anticíclico… Ese Fondo ¿se conformó? RL: El Fondo Anticíclico nunca se hizo… Argentina fue uno de los primeros países del mundo en prever que en el caso que hubiera una situación como la que de hecho hoy hay en la economía mundial, se conformara un Fondo Anticíclico. En octubre en 2005 anunciamos la conformación de un Fondo Anticíclico, incluso antes que nuestros vecinos chilenos… Chile lo anunció en diciembre de 2005 y lo hicieron y acumularon U$S 22 mil millones con lo cual hoy están haciendo políticas expansivas y están evitando la recesión. Argentina no lo hizo, a los dos meses de haber realizado ese anuncio, se produjo el cambio de gabinete. El fondo no se hizo y la plata ha medida que entraba se gastaba, particularmente en el período preelectoral las cuentas públicas se fueron desordenando, hablo del periodo previo a las elecciones del 2007. Obviamente hoy no hay con qué responder ante una situación critica interna e internacional. No hay con qué… Esta sucediendo todo al revés, el Estado se está endeudando tomando la plata de los jubilados, tomando plata del banco Nación, y cuando el Estado toma plata de los bancos significa que saca crédito para el sector privado…

MHG: ¿Cómo evalúa esta modalidad de comprar empresas por parte del gobierno? RL: Desde mi punto de vista son despropósitos mayores… Piense usted el tema de Aerolíneas donde se está poniendo ¡U$S 1 millón y medio por día para sostener la empresa!, cuando es obvio que frente a todas las cuestiones sanitarias, dengue, gripe A; a las cuestiones educativas, el Estado debería estar aplicando esos fondos, los cuales decíamos antes son muy escasos. Se deben atender esas prioridades y no estas aventuras empresarias que no tienen sentido y que además son muy confusas, al punto tal que mientras se pone en Aerolíneas U$S 1 millón y medio por día un grupo español dice ¡cuidado que nosotros seguimos siendo dueños!… No hace falta ser ningún experto, eso quiere decir que desde el punto de vista jurídico eso está hecho muy mal, con una gran desprolijidad… ¿a quien se le va a ir a reclamar esos fondos que son públicos?

MHG: Ha trascendido que hace un tiempo atrás usted le acercó un plan con los puntos que desde la economía el gobierno debiera tener en cuenta. ¿Es así? RL: Tiempo atrás, hace ya tiempo-tiempo, a los cuarenta y cinco días que asumiera la actual Presidenta, el ex presidente me hizo a mi una convocatoria a un diálogo, el cual se hizo público como debe ser, nada a escondidas. Le hice una crítica, pero como considero que las críticas deben venir conjuntamente con propuestas, se las hice conocer en materia económica, en materia internacional y en materia institucional. Son las mismas que hoy prácticamente le están llevando todos los sectores al gobierno, pero con una diferencia: dos años después…

MHG: Ese tiempo transcurrido ¿hace que algunas medidas no se puedan aplicar? RL: Algunas medidas se pueden aplicar, pero de todas maneras el tiempo que ha transcurrido no ha sido gratis…

MHG: ¿Qué medidas serían aplicables? RL En materia económica está todo el tema de lo que yo llamaría refederalizar el país. Argentina se ha convertido en un país unitario donde los fondos se manejan desde el gobierno central. Se plantea la necesidad de empezar a discutir algunas cosas hasta llegar hasta la ley de coparticipación, empezando por las cosas que son más fáciles. Por ejemplo: en los años 90 cuando se arma el sistema de jubilaciones y pensiones, las provincias le cedieron voluntariamente al gobierno central que dejaba de recibir los aportes jubilatorios, una parte importante de los impuestos: el 15%. Eso hoy, que el Estado ha retomado todos los aportes jubilatorios porque se eliminó el sistema de las AFJP, lo obvio es que el gobierno nacional el devuelva a las provincias lo que en su momento estas le cedieron voluntariamente. Además se debe discutir el impuesto al cheque, la coparticipación. Discutir el por qué se coparticipa un parte de las retenciones de la soja y no parte de las retenciones del petróleo, que para las provincias del norte, incluso para Santa Fe significaría un aumento de su recaudación… Muchas de esas cosas estaban en el plan que presenté, pero es obvio que al ex presidente y supongo que a la Presidenta no les gustó. El plan que presenté iba en una línea distinta a la que ellos planeaban y nunca más tuvimos contacto…

MHG: Usted habla de la falta de programa económico ¿en este momento se necesita un programa o medidas de shock para provocar una reactivación? RL: Siempre fui enemigo de las medidas de shock… ¡en los 80, en los 90, nos dieron tantos electroshock!… Yo tengo el mismo enfoque que tuve cuando asumí en medio de aquella crisis fenomenal al ministerio de economía, en el día a día hay que ir haciendo cosas, pero no cosas aisladas entre sí, todo debe formar parte como casi de un mecanismo de relojería. Un programa económico es eso, no son medidas aisladas, tienen que estar dentro de una cierta concepción que no necesariamente hay que explicitar pero que tiene que tener esa lógica…

MHG: Por eso medidas de bajar o subir la cotización del dólar deben hacerse dentro de un contexto… RL: Exacto, subir el dólar fuera de un contexto como el que estamos hablando, no haría más que subir la tasa de inflación…

MHG: Con la consecuente caída de los salarios, y la posterior renegociación salarial… RL: Exacto… Y destrucción de jubilaciones… todo lo que ya nos ha pasado muchas veces. Modificar el valor de tipo de cambio es un instrumento válido, pero es necesario un programa que contemple otras cosas…

MHG: Usted acaba de estar en Europa en una reunión en donde se han analizado los efectos de la crisis mundial… RL: Hay mejor clima, está la sensación que por lo menos en el plano de lo financiero la situación está más estabilizada. De todas maneras se admite que van haber muchos meses en los cuales el desempleo va a seguir subiendo. El desempleo es lo último en producirse, porque las empresas cuando hay una situación crítica tratan de mantener su personal… El efecto en el empleo llega después cuando la situación económica empeora, pero también llega después cuando la situación económica mejora. Pero nada de eso tiene que ver hoy con nosotros, lo nuestro es sobre todo local…

MHG: ¿Por qué se van de nuestro país entre U$S 20 mil y U$S 24 mil millones anuales? RL: Se fugan al exterior por desconfianza, porque advierten la falta de un programa, porque advierten en muchos casos que no hay rentabilidad como para invertir capital… Pero estas son muchas de las cosas principales que trato de señalar: la demora del gobierno y de toda la dirigencia argentina en mirar las señales de alarma. ¿Sabe en qué año empezaron a salir los capitales? En el año 2006. El 2005 fue el último año de ingreso de capitales. En el 2006 salieron U$S 3.300 millones, en el 2007 salieron U$S 8.800 millones, en el 2008 U$S 22 mil millones y en el 2009 vamos a un ritmo de los U$S 22 mil a 23 mil millones… Esto empezó en el año 2006 y nadie quiso mirar estas cosas, prefirieron el optimismo fácil, el voluntarismo, o el ceder ante un gobierno que muchas veces imponía un poco de temor…

MHG: Las tasas de interés internacionales ¿a que valor están? RL: Hoy hay colocaciones de dinero al 1,5%…

MHG: A nosotros el dinero que nos prestan nos está costando alrededor de un 20%… RL: Es peor: nadie nos presta nada… Aunque las últimas colocaciones de Chávez nos ha costado entre un 15 y un 20%…

MHG: La idea del nuevo ministro Boudou de volver a pedir al FMI ¿le parece posible? RL Por empezar tendríamos que enfrentar el tema del falseamiento de las estadísticas, con esto no existe ninguna posibilidad. Y si existiera la posibilidad, porque se resuelve el tema del INDEC, pasa lo mismo que con el tema que hablábamos antes: ¿Qué sentido tiene volver el FMI? ¿Para que nos digan lo que tenemos que hacer, si ya sabemos que el FMI sobre Argentina sabe poco y cuando salimos de él, lo hicimos bien y salimos solos? ¿Vamos a volver para que nos hagan un programa económico afuera?… Primero hay que pensar en tener un programa creíble, serio, tener un equipo…y luego discutir con el Fondo…

MHG: ¿Usted tiene ese programa? RL: (Risas) Esa es una pregunta tramposa…

MHG: El 2011 esta muy lejos, pero en esta última campaña ¿hubo algún sector que pudo identificar con su propuesta o la propuesta para el 2011 puede ser Lavagna justamente? RL: No lo sé, yo lo dije después de las elecciones, sería una gran responsabilidad que se lancen candidaturas. De hecho si ustedes analizan el país viene en periodo preelectoral desde hace tres años u medio. No hay ningún país del mundo que se puede “bancar” otros dos años y medio de elecciones permanentes. Porque cuando se está en período preelectoral siempre hay excusas para no hacer cosas que se debe hacer… En consecuencia llego la hora de gobernar y lo digo para todos los estamentos, nacional, provincial y municipal… es hora de parar de hacer política y de empezar a gestionar…

MHG: Dialogar ¿no es hacer política? RL: Sí, por eso al principio de esta conversación manifesté que lo único diferente que veo es este principio de apertura del diálogo, me parece que es terrible que algunos se nieguen a hacerlo. A mi me criticaron mucho cuando dialogué a los cuarenta y cinco días de asumida la Presidenta… ahora veo con satisfacción que los que asisten al dialogo con el gobierno llevan los mismo puntos que planteé en su momento…

MHG: Insisto ¿tiene un programa? RL: Yo siempre estoy trabajando, por ejemplo propongo crear una oficina estadística en el Congreso como existe en el mundo… No hay solamente que rescatar el Indec, cosa que hay que hacer, sino que para evitar toda repetición de esta triste experiencia el Congreso tiene que tener su propio aparato estadístico. En Estados Unidos existe una oficina de Presupuesto del Congreso de los Estados Unidos que le discute de igual a igual a veces en números y detalles al gobierno. Creo que hay que hacer esto… Yo sigo trabajando en este tipo de cosas que son para mi realistas…

Fuente: www.mariaherminiagrande.com.ar

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*