Las graves contradicciones de Alberto Fernández

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio El Espectador (FM 100,1), que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

Cristina y Alberto se reconciliaron después de 10 años de enemistad.

Por Emilio Grande (h.).- Desde que asumió Alberto Fernández como presidente de la Nación el 10 de diciembre de 2019 viene mostrando muchas contradicciones en su hilo discursivo sobre temas de relevancia pública para la ciudadanía.

Hasta el 2008 fue el Jefe de Gabinete de los Kirchner, pero ese año se armó un grave conflicto con el campo por el aumento de las retenciones a la soja y la recordada resolución 125, que estipulaba un 35% para las arcas del Estado, una clara confiscación, por lo que los productores salieron a las rutas durante más de cuatro meses hasta que del decreto fue al Congreso, siendo rechazado el proyecto con el voto no positivo del entonces presidente del Senado Julio Cobos.

Por este motivo, Alberto pegó el portazo del Gobierno y de los Kirchner hasta el 2018 cuando empezaron las negociaciones de “reconciliación” con Cristina, a quien los números no le daban para ser nuevamente candidata y entonces propuso a su delfín para encabezar la fórmula presidencial, que a la postre le dio el triunfo electoral del año pasado.

Vayamos a algunos ejemplos sobre las contradicciones del actual Presidente. Respecto al memorándum con Irán, se había firmado en 2013 durante el gobierno de Cristina Fernández, pero el Parlamento de Irán no lo aprobó y fue declarado inconstitucional por la Justicia de Argentina.

Al respecto, Alberto dijo hace 5 años que “lo que hizo Cristina con el tratado con Irán es deplorable, era la prueba del encubrimiento del atentado y era la autora de un delito”, pero en julio de este año justificó el pacto con Irán: “Cuando se buscó un acuerdo, que yo critiqué mucho, en el fondo fue un intento de destrabar y encontrar una solución”.

En 2015 Alberto había criticado al segundo mandado de Cristina (2011-2015), expresando que “su acción institucional es deplorable, lo que hizo en materia judicial es deplorable, su intromisión en la Justicia y en el Consejo de la Magistratura y la designación de los jueces subrogantes, la democratización de la Justicia, al igual que la muerte de Nisman es deplorable”.

Hace unos días Alberto anunció la reforma judicial con bombas y platillos, entre ellos incluye la modificación de la composición de la Corte, actualmente de 5 miembros para ser llevada a 9 o 12 integrantes y separada en distintas salas. Pero en 2016 había cuestionado el posible incremento y dijo que “Cristina tuvo el mérito de volver a 5 miembros y debe tener esa cantidad, el resto es fantasía”…

En su primer discurso en la asamblea legislativa de marzo de este año, Fernández señaló que le pondrá fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial, a la utilización política de la Justicia y al nombramiento de jueces dependiente de poderes inconfesables de cualquier naturaleza.

Pero para la reforma anunciada nombró a un comité integrado por 11 juristas, entre ellos Alberto Beraldi, quien es abogado de Cristina en las causas de corrupción, sobrevolando la absolución que tanto desvela a su Jefa, y también tiene como cliente al cuestionado empresario Cristóbal López.

Podría seguir con otros ejemplos, pero lamentablemente las contradicciones del actual Presidente sobre sus opiniones de hace unos años sobre distintos temas contrastan con el cinismo peligroso de la actualidad…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*