La vergüenza de más feriados en 2012

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). Más allá de fomentar el turismo para algunos niveles sociales y favorecer el crecimiento económico de este sector, con el paso del tiempo se está fomentando la cultura de la “vagancia” en lugar de la cultura del trabajo, un valor que ayuda a la dignificación de la persona y se está perdiendo…

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Mientras en Rafaela no termina de haber consenso entre los principales actores para que sea feriado el 24 de octubre y luego necesita la presentación de un proyecto en la Legislatura santafesina, el año próximo los argentinos trabajarán menos y descansarán mucho más: por cada dos días laborables tendrán uno libre. El calendario de 2012, según publicó el Ministerio del Interior, marca 17 feriados nacionales, al igual que sucedió este año. Pero la diferencia sustancial para el año que viene es que la cantidad de fines de semana largos se incrementará de ocho a diez: hay 2 “feriados puente” turísticos el 30 de abril y el 24 de abril. Así, el total de días de descanso, teniendo en cuenta también los fines de semana ordinarios, se elevará al número récord de 121, un tercio del año. Los fines de semana largos serán, en realidad, once, porque la Cámara de Diputados convirtió en ley un proyecto que ya aprobó el Senado para incluir como feriado extraordinario el 27 de febrero -será lunes-, cuando se cumpla el bicentenario de la creación de la Bandera. Si a esos días no laborables se les suman, en promedio, diez días hábiles de vacaciones por trabajador la cifra llega a unos 130. También están contemplados en el calendario oficial otras diez o doce jornadas no laborables por festividades religiosas como las Pascuas Judías o el Año Nuevo Islámico. En ese caso, los días de descanso sumarían alrededor de 140, lo que superaría cómodamente un tercio del año sin marcar tarjeta. Sólo en enero y marzo no habrá días feriados en jornadas laborables, es decir, de lunes a viernes. El 24 de marzo, por ejemplo, que se celebra el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia y está catalogado como feriado inamovible, caerá sábado. Septiembre es el único mes que estará libre de festividades. Abril tendrá una sobresaliente particularidad para el sector turístico y para aquellas personas adictas a las minivaciones, siempre que el bolsillo lo permita, ya que el tiempo lo cede oficialmente el Estado. A favor del descanso, abril tiene la particularidad de tener sólo 17 días hábiles, casi un cincuenta por ciento de descanso por otro tanto de esfuerzo dedicado a la producción. Aunque febrero no se queda atrás en 2012 contará con 29 días, tendrá dos fines de semana largos y un total de 18 días hábiles. El año bisiesto también ofrecerá otras particularidades, como la llanura ociosa del período comprendido entre el 31 de marzo y el 8 de abril, cuando sólo habrá que ir a trabajar el martes 3 y el miércoles 4, previo al fin de semana largo de Pascuas. Más allá de fomentar el turismo para algunos niveles sociales y favorecer el crecimiento económico de este sector, no cabe dudas que con el paso del tiempo se está fomentando la cultura de la “vagancia” en lugar de la cultura del trabajo, un valor que ayuda a la dignificación de la persona y lamentablemente se está perdiendo…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*