La verdad frente a las presiones políticas y económicas

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.). ¿Cómo está hoy la sociedad argentina respecto de los ideales de Mayo, especialmente sobre libertad de expresión y los medios de comunicación social?

Compartir:

Hace pocas horas se celebró el Día del Periodista al cumplirse un nuevo aniversario de la aparición de la Gazeta de Buenos Aires fundada el 7 junio de 1810 por Mariano Moreno. ¿Cómo está hoy la sociedad argentina respecto de los ideales de Mayo, especialmente sobre libertad de expresión y los medios de comunicación social? ¿Estamos más cerca de los ideales independentistas y de las libertades republicanas? A decir verdad, hay serios problemas estructurales existentes en esta frágil democracia, a pesar del crecimiento económico de los últimos años. Basta observar las materias pendientes como la crisis energética y de gas, las diferencias abismales entre un grupo privilegiado que gana mucho y la mayoría de los argentinos que tienen que arremangarse para llegar a fin de mes. Muchos periodistas tienen sueldos que no están acorde a la profesión que realizan y por ese motivo tienen que trabajar en varios medios de comunicación, sin olvidar los salarios en negros y la precariedad laboral. A esto se suma la crisis de participación en instituciones políticas, intermedias, gremiales, entre otras. En definitiva el problema de fondo es la crisis de valores a la que estamos expuestos en el marco de una cultura postmoderna. En el plano comunicativo, los programas de televisión que tienen más rating son los “reality show” y los entretenimientos en los que el desnudo y la palabra procaz son moneda corriente. ¿Qué hace el Comfer para controlar esta realidad? ¿Cómo decir la verdad ante las presiones políticas y económicas con las que tenemos que lidiar casi a diario? Una pista puede ser el testimonio que brindó el periodista Adrián Ventura (del diario La Nación) durante su conferencia en nuestra ciudad hace unos meses, organizado por el Círculo de la Prensa. Dijo que “el periodismo tiene que estar dispuesto a soportar las presiones del poder, a la profesión hay que ejercerla con probidad y la gente se beneficia con una prensa libre. Se observan rispideces y tensiones entre el Gobierno nacional y la prensa, y el desafío es que no hay que amedrentarse ante estas situaciones”. Otro ejemplo del buen periodismo comprometido lo dio el polaco Ryszard Kapuscinski, fallecido recientemente. Escribió que “la buena fe y la voluntad de comprender al otro triunfan sobre los odios y conflictos que sacuden a la familia humana”. Para comprender la decisión autoritaria de Chávez de no renovar la licencia a RCTV después de 53 años de estar en el aire es que no acepta un periodismo libre con críticas a su gobierno venezolano. Podríamos seguir analizando la realidad mediática y la labor de los periodistas, pero vuelvo al espíritu de Mayo que impulsó a Mariano Moreno: “Más vale una libertad peligrosa que una tranquila esclavitud”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*