La revolución educativa de Brasil

Se está pensando para largo tiempo, creyendo en un futuro mejor. Nos alegra que en Educación se den buenos pasos, dignos de ser imitados, de acuerdo con las características de cada país.

Por Rosa Mayo de Marcuzzi (Esperanza)

Compartir:

Creo que por poco que uno se vaya adentrando en los avatares de la política internacional, ya la mayoría está comprendiendo que Luis Inacio “Lula” Da Silva es uno de los mejores y mayores líderes mundiales. Así lo ha expresado el mismo Barack Obama. Personalmednte, creo que Lula ama mucho a su país; es un hombre inteligente y astuto a la vez, lo cual no siempre se da en una misma persona. No ha cursado estudios universitarios, pero sus conocimientos son amplios en todos los campos. Al fin y al cabo, con tanto doctorcito incapaz que a diario vemos y sufrimos, comprobar la cacidad de un tornero nos asombra y merece respeto. Lula militó en política toda SU VIDA, SIEMPRE AL LADO DE LOS TRABAJADORES. LOS ULTRAIZQUIERDISTAS EN CIERTO TIEMPO, CUANDO INICIABA SU MANDATO, LE REPROCHARON SU PRAGMNATISMO. SÍ, NO ES PRINCIPISTA, PERO ELLO NO SIGNIFICA QUE HAYA CLAUDICADO DE SUS IDEALES. En la actualidad, casi nadie se atrevería a criticar la forma en que ha conducido a Brasil. El mismísimo Barack Obama, un teórico, lo ha señalado como el mejor y mayor líder mundial. Ahora, dará cumplimiento a una asignatura pendiente: la revolución educativa. Un país como Brasil, del que han surgido estudiosos que marcaron rumbos, como Paulo Freyre en Educación, Darcy Ribeiro en Antropolgía, Celso Furtado en Economía, Cardozo en Sociología, Leonardo Boff y otros en Teología, no puede hacer menos. El joven Ministro de Educación del país vecino, Fernando Haddad, ha comenzado por donde debía: la formación docente. La propuesta es seria y brillante: lograr que los más de trescientos mil Profesores de Brasil sean Licenciados, es decir, elevar los años de estudio y la profundidad de los conocimientos, después de un riguroso examen de admisión. Se realizará en primer término un Concurso Nacional que evaluará la formacion docente. La oferta de Licenciaturas será para los que hayan obtenido resultados mejores. Habrá luego una Licenciatura superior en Pedagogía, como para contar con formadores de los Profesores, en un proceso continuo. Brasil tiene en su sistema educativo sesenta millones de alumnos, muchos con serias falencias. Cuenta con un millón ochocientos ochenta y dos profesores, muchos de ellos sin título correspondiente. La Ley que será promulgada se denomina de Directrices y Bases y se invertirán en ella 2.000.000 de reales, es decir unos 700.000 euros. Supervisarça las acciones el Instituto Nacional de Estudios e Investigaciones Educacionales Anisio Teixeira =INEP. Realmente, todo un cambio. Sin duda, se está pensando para largo tiempo, creyendo en un futuro mejor. Nos alegra que en Educación se den buenos pasos, dignos de ser imitados, de acuerdo con las características de cada país.

Rosa Mayo de Marcuzzi

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*