“La repitencia es factor decisivo en los sorteos”

Expresa Carlos Dellasanta, director de la escuela N° 204 “Domingo de Oro”, en una entrevista realizada en el programa “Sábado 100” por radio Sol. Señala como prioritario el acompañamiento de la familia en el aprendizaje.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- “La repitencia es lo que está definiendo esta cuestión del tema de los sorteos, aunque si bien es cierto que en Rafaela se da un fenómeno con que mucha gente elige determinadas escuelas que están ubicadas en el centro y se caracterizan porque tienen mucha historia, han ido sus abuelos y padres, pero no significa que tengan mayor nivel educativo que las otras”, expresó Carlos Dellasanta, director de la escuela N° 204 “Domingo de Oro”, en una entrevista realizada en el programa “Sábado 100” que conduce este cronista en radio Sol (FM 90,9). A decir verdad, la repitencia es un tema complejo porque se viene registrando en casi todas las escuelas de la provincia de Santa Fe, ya que en algunos casos repitieron más de una vez, apareciendo como causales la falta de acompañamiento de la familia y problemas en el aprendizaje. -¿En esta oportunidad había más repitentes (50) que los lugares a sortear en esta escuela (39)? -Tenemos 74 chicos que ingresaron directamente de la escuela primaria “Centenario”, 44 tenían hermanos estudiando en la escuela (en total 118), y de los 207 lugares 89 iban a sorteo de los cuales había que dejar 50 bancos para repitentes; esto determinó que 17 alumnos lamentablemente quedaran afuera. En los últimos años tuvimos sorteos y este es el año que menos chicos dejamos afuera. Pero en realidad el mayor problema lo tuvieron Nacional y Técnica. La discusión es sobre la previsión que hubo de la reglamentación vigente que tiene que dejar para los alumnos repitentes y la repitencia termina siendo un factor decisivo. Uno tiene que guardar el banco al chico que tuvo la oportunidad, no pudo, no supo o no tiene las condiciones para que las pueda aprovechar, y está dejando a algún chico que tuvo un excelente desempeño en la escuela primaria, a lo mejor un alumno destacado que fue abanderado o escolta, y el azar puede determinar que quede afuera. -¿Qué rol juega el acompañamiento de los padres en este contexto educativo? -Para mí es decisivo, la escuela primaria debiera garantizar que el hijo llegue a la secundaria sabiendo leer perfectamente porque ese chico cuando tenga que estudiar tiene que saber leer para poder interpretar, de lo contrario no va poder aprender un montón de cosas. Ahí empieza el problema en donde la escuela primaria no está pudiendo garantizar esto y es necesario el acompañamiento que necesitan de la casa. Hay que recordar a las mamás y papás haciéndonos leer cuando eramos chicos y ese fenómeno por los problemas sociales que también existen no se está dando. En muchos casos los chicos no encuentran un adulto en su casa que los organice, los ordene, los haga leer, hacer las tareas, los controle. Hay muchos hogares que no están constituidos o están disgregados, el chico está solo y no puede completar bien la escuela primaria. Y mucho menos en primer año de la secundaria donde el cambio es muy importante, de pasar a tener tres maestras y algunas especiales en la primaria, hay 10 profesores con exigencias de cada uno de los espacios y realmente hay que estudiar. Sumado a esto, el chico encuentra un montón de distractores como la computadora, las redes sociales, el celular cuando en nuestra época era el televisor o ir a jugar con los amigos la única diversión que teníamos. Entonces si el chico no le dedica una o dos horas por día en su casa, el aprendizaje no está garantizado solamente por la mañana o la tarde que asista en la escuela. -Estos problemas de lectura y escritura se arrastran de la primaria a la secundaria, llegando luego a la universidad. -Sin lugar a dudas, los chicos que no construyen una buena base eso también lo vemos nosotros en la secundaria, uno trata de revertir esta situación pero cuando hay 40 alumnos en un primer año se hace más difícil. La ley prevé, de alguna manera, esta situación con la doble escolaridad, pero también sabemos que no se está cumpliendo. Para el chico que no encuentra un acompañamiento en la casa una solución sería la doble escolaridad: a la mañana el cursado normal y por la tarde recibir ese apoyo que en la casa no recibe. Sabemos que la provincia de Santa Fe empezó en el segundo cuatrimestre con algunas experiencias piloto que se van a extender el año que viene; son los primeros pasos en un sistema que no es fácil implementar.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*