La pastoral universitaria debe promover un nuevo humanismo

Termina el Congreso organizado por el CCEE en Münich.

Compartir:

MÜNICH, martes 1 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- La pastoral universitaria está llamada a elaborar una nueva síntesis humanista. Es el mensaje que surge del Congreso Europeo de Pastoral Universitaria, que se desarrolló en Münich (Alemania) del 27 al 30 de enero.

En el encuentro sobre el tema “Formación, Educación y Evangelio, Perspectivas de la Pastoral Universitaria en Europa”, participaron 60 delegados de 23 Conferencias Episcopales de Europa y representantes de asociaciones y de movimientos universitarios.

Estaban presentes también delegados de la Santa Sede, en representación de la Congregación de la Educación Católica y del Consejo Pontificio de la Pastoral para emigrantes e Itinerantes.

El encuentro fue organizado por el Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE), con el apoyo de la Conferencia Episcopal Alemana, y fue acogido por el cardenal monseñor Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Frisinga.

En el saludo inicial, como recuerda el comunicado difundido al final del Congreso, el cardenal Marx destacó como la pastoral universitaria de hoy está llamada a desarrollar una nueva síntesis humanista, como ya indicó el Papa Benedicto XVI en su encíclica Caritas in Veritate.

Por este motivo, explica este comunicado, “es necesario que la Iglesia tenga una visión global de la ciencia, que promueva una formación de 360º y una formación pedagógica basada en la confianza”.

“Es necesario ayudar a las personas a vivir en la pluralidad que caracteriza cada vez más el futuro de nuestra ciudad. Es necesario volver a la tarea originaria de la universidad: el crecimiento de la humanidad, la vanguardia espiritual y ser piedra angular en la red de intelectuales por el interés del bien común”.

Para conseguir esto, “la libertad científica y académica necesita una orientación basada en valores que la Iglesia puede suministrar”.

El evento se ha desarrollado en torno a tres temas: los estudiantes universitarios de hoy, la experiencia de la fe en el contexto universitario y el diálogo de la fe con la ciencia y la cultura.

En estos cuatro días se ha podido observar la riqueza de las actividades y de proyectos llevados a cabo por las distintas Conferencias Episcopales para hacer frente al reto que supone esta pastoral universitaria.

El futuro de esta última, observó el comunicado, “pasa a través de un trabajo de interacción con la conjunción de las pastorales de nuestras diócesis de un modo orgánico y para dar una contribución esencial y original al proyecto de la nueva evangelización”.

“En este sentido es necesario ampliar los horizontes de la racionalidad y reabrir cuestiones sobre Dios”.

Los participantes en el evento, subrayó el texto, “han podido constatar como en el corazón de los docentes, de los estudiantes y del personal administrativo, de nuestras comunidades universitarias y de la cultura europea hay una nueva necesidad de Dios, de una nueva perspectiva de Dios en una sociedad como la europea que vive una fase de post-secularización y que se abre hacia nuevos horizontes”.

En la tarde del pasado sábado 29 de enero, los participantes quisieron rendir homenaje a los estudiantes cristianos que se opusieron de forma pacífica al régimen de la Alemania Nazi concentrándose junto al monumento a los miembros de la Rosa Blanca.

Este evento concluyó el pasado domingo, con la celebración eucarística presidida por el cardenal Marx en la catedral de Münich.

Al Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) pertenecen en calidad de miembros, las actuales 33 Conferencias Episcopales presentes en Europa, representadas por derecho por sus presidentes, de los arzobispos de Luxemburgo y del Principado de Mónaco y del obispo de Chi?in?u (Moldavia).

Lo preside el cardenal Péter Erd?,arzobispo de Esztergom-Budapest y primado de Hungría; los vicepresidentes son el cardenal Josip Bozani?, arzobispo de Zagreb, el cardenal Jean-Pierre Ricard, arzobispo de Burdeos, y el secretario general del CCEE es el padre Duarte da Cunha. La sede de este organismo está en St. Gallen (Suiza).

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*