La importancia del voto y el control ciudadano

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela FM 90,9 que conduce Emilio Grande (h.).- Este domingo se define el futuro de la Argentina en materia institucional, política y republicana de los próximos cuatro años, estando en juego dos modelos: la continuidad del kirchnerismo en el poder o cambiar por otras propuestas opositoras. Atrás quedaron las PASO con el triunfo de Scioli sobre Macri y Massa. Las encuestas indican que esa tendencia se mantendría, pero el secreto está en si el candidato oficial gana en primera vuelta, logrando el 45% o si llega al 40% y saca una diferencia de más de 10 puntos sobre el segundo, de lo contrario habrá balotaje con Macri. En esta elección elegimos candidatos a presidente, senadores y diputados nacionales, agregándose en esta oportunidad inexplicablemente los precandidatos a parlamentarios del Mercosur distrito nacional y por la provincia de Santa distrito regional, en estos dos últimos casos para el Parlasur que comenzará a funcionar en 2020. Por este motivo es muy importante que la ciudadanía vote responsablemente no tanto con el corazón sino con un discernimiento sobre aquellos candidatos, analizando su trayectoria, proyectos y propuestas, idoneidad profesional y defensa de la vida. Al respecto, la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina emitió un pronunciamiento el 18 de marzo pasado: “Las elecciones periódicas y la alternancia en el ejercicio de las funciones de gobierno son elementos normales e indispensables de la vida republicana. No habrían de encender violencias o generar enfrentamientos irreductibles, sino ser ocasión para un sano ejercicio de las libertades políticas y civiles”. Lamentablemente, como ocurrió en elecciones anteriores otra vez se violó la ley electoral, especialmente la presidenta Cristina que debiera dar el ejemplo y en Rafaela el intendente Castellano durante el acto de la 6° Bienal de Pintura, que prohíbe durante 15 días previos a la fecha fijada para el comicio la realización de actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo, la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación directa del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos electivos. A decir verdad, hubo pocas propuestas electorales, no se conocieron las plataformas de las diferentes agrupaciones políticas y solamente hubo un debate entre cinco candidatos a presidente, con la ausencia de Scioli. Tenemos que votar con libertad de conciencia a los candidatos que defiendan la vida desde la concepción hasta la muerte natural, buscando siempre el bien común por encima de los intereses particulares. El voto es una de las herramientas de la democracia para premiar y castigar a los que se postulan en los diferentes cargos electivos. No nos dejemos engañar por prebendas ni tampoco por el clientelismo político. También es importante el control ciudadano en el escrutinio final para que no se repita la mala experiencia de Tucumán.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *