La crisis lechera se profundiza con el cierre de tambos

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.).- Dejaron de funcionar más de 400 tambos en los últimos dos años en el departamento Castellanos, siendo históricamente conocida como la principal cuenca lechera de latinoamérica. Por este motivo hay protestas de productores en distintos lugares. El rafaelino Ricardo Andretich contó su desgarrador testimonio primero en una crónica publicada en el diario La Nación de Buenos Aires. Después de conducir durante más de 20 años un tambo que tiene una historia de casi un siglo, lo vendió en un remate en nuestra ciudad, según contó en una entrevista en este programa radial. “Habíamos decidido tratar de permanecer en la actividad, pero nos dimos cuenta que era inviable seguir. Esta decisión que tomamos nos duele muchísimo”, relató. Tomó la drástica decisión hace dos meses. Junto con dos hermanos que son sus socios, concluyó que con los precios actuales, iguales o incluso inferiores a los del año pasado y que no cubren los costos, más la falta de incentivación de las políticas del Gobierno, no funcionan los eslabones de la cadena láctea, la operación del tambo ha dejado de ser un negocio rentable. Cobraba 3,30 pesos el litro su producción en marzo y para los próximos 60 días está previsto una baja de 0,60; para cubrir el costo debiera estar $ 3,55 el litro y para que sea rentable como mínimo 4 pesos, mientras el aumento salarial del personal fue del 35%. “Espero que el próximo Gobierno entienda la importancia de la lechería en la economía para así llamar a todos los sectores, no solamente este sector, sino también a las demás economías regionales. Este es un país que puede vender alimentos al mundo, con un suelo rico y gente extraordinaria”, se esperanzó. Como otros productores que siguieron peleando contra la adversidad, se endeudó y hoy tiene una deuda comercial con proveedores que asciende a $ 1,3 millones, equivalente a tres meses de facturación de la producción. “Esa deuda es manejable, pero decidimos retirarnos. Me duele en el alma dejar la actividad, pero negocios son negocios y este dejó de serlo”, contó Andretich, vicepresidente de la Sociedad Rural de Rafaela. De acuerdo a información de las sociedades rurales de Rafaela y Sunchales, en 2013 el departamento Castellanos tenía 1732 establecimientos, ahora 1331. Andretich le apunta a la política oficial de los últimos años, que tuvo trabas al comercio, controles de precios y de las exportaciones por la situación del sector y la falta de inversión. Si hay un cambio con un próximo gobierno va a necesitar de dos a cuatro años para revertir el daño causado. Esperemos que a partir del 10 de diciembre próximo se aliente a la lechería por su importancia en la economía nacional.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *