La crisis de la educación desnuda la pobreza cultural como país

Además del deficitario estado en que se encuentran las finanzas provinciales y mientras se realiza la discusión salarial de estatales y docentes, no hay dinero para la educación y sí para la cultura, o será que se están invirtiendo las prioridades.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Lamentablemente, en los últimos años el inicio del ciclo lectivo se torna conflictivo entre los docentes representados por sus dirigentes gremiales y el gobierno provincial cuyo foco es el salario, generando incertidumbre en la comunidad educativa, especialmente en los alumnos. Como el 2011 fue un año electoral, casi no hubo problemas con las clases y los maestros santafesinos recibieron un aumento salarial del 28,5%. En cambio, en esta oportunidad las paritarias fueron a fin de febrero y la propuesta fue del 21% desdoblado primero entre el 14% en marzo y el 7% en julio, lo que fue rechazado mayoritariamente por la docencia, iniciándose una serie de paros entre la primera y la segunda semanas de clases. Ahora el gobierno hizo una contraoferta ofreciendo el aumento entre el 18 y 3% más una suma de 600 pesos por única vez, también rechazada por una leve ventaja. En el medio se conoció que en el acto por el bicentenario de la bandera en Rosario con la presencia de la Presidenta Cristina Fernández, el gobierno provincial gastó 960.450 pesos por las actuaciones de Fito Páez (425 mil pesos) y el resto para Los Tekis, Los Pericos y el himno de Baglietto y Vitale. Además del deficitario estado en que se encuentran las finanzas provinciales y mientras se realiza la discusión salarial de estatales y docentes, no hay dinero para la educación y sí para la cultura, o será que se están invirtiendo las prioridades. No solamente hay problemas con los docentes de Santa Fe sino también en varias provincias argentinas, habiéndose realizado el martes último un paro nacional. Previamente en el acto de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, en el extenso discurso presidencial, Cristina tuvo lamentables expresiones sobre los maestros argentinos porque fueron desafortunadas e injustas, sobre todo por provenir de la más alta autoridad de la Nación. La Presidenta dijo que los maestros son los trabajadores más privilegiados que los demás ya que sólo trabajan cuatro horas por día y tienen tres meses de vacaciones. Por el contrario, los maestros trabajan muchas horas tanto en el aula como en sus respectivos hogares y su profesión-vocación es de las más importantes en la vida laboral de un país porque forma a los niños-adolescentes en las materias básicas para desarrollar una carrera laboral y educan en los valores más importantes de una sociedad. El gobierno nacional se había fijado como meta el dictado de 190 días para este años, pero debido a esta situación conflictiva no cumplirá con ese objetivo. Además del reclamo justo de los docentes, está el derecho a estudiar de los educandos que quedan a la deriva de las peleas entre los actores sociales en cuestión. El diálogo, el intercambio de ideas y de propuestas siguen siendo el único camino para lograr acuerdos duraderos y positivos, para así superar esta pobreza cultural.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*