La corrupción genera más pobreza

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela FM 90,9, que conduce Emilio Grande (h.).- Lamentablemente, en los últimos días se conocieron públicamente las detenciones de personajes siniestros para la vida de la República: se trata del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y el socio de los Kirchner Lázaro Báez. Los citados constituyen dos símbolos de la corrupción en la pesada herencia del kirchnerismo porque pasaron en pocos años de ser simples ciudadanos a potentados y millonarios amparados por el poder político de turno, contando con la complicidad de Néstor y Cristina Kirchner, de lo contrario hubiese sido imposible su proceder en forma espuria e impúdica de nuestro bendito país. Son solamente algunos ejemplos de la corrupción que mata en este caso por lavado de dinero, la tragedia de Once, las rutas en muy mal estado y casi sin autopistas, el boliche de Crogmanón, entre otros tristes ejemplos, en un contexto de inflación galopante. Al mismo tiempo, generó conmoción pública en todo el mundo la investigación de los “Panamá papers”, apareciendo entre los presidentes Mauricio Macri por su participación en dos empresas offshore. Por este motivo, el fiscal Delgado presentó un requerimiento de instrucción para determinar si cometió algún delito. También se conoció en estos días también el informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, el que se ha convertido en el más creíble y confiable organismo para conocer la evolución de la pobreza y la indigencia desde que el gobierno nacional hace más de dos años, dispuso no difundir más estas estadísticas que recolectaba el INDEC, destruido debido a la manipulación de cifras y el reemplazo del personal técnico y especializado por parte de militantes, el cual está siendo ahora reorganizado. Según la UCA, uno de cada tres argentinos es pobre, con un significativo crecimiento de la pobreza en el primer trimestre del año, bajo el nuevo gobierno, aunque es inevitable deslindar los efectos de la etapa anterior. La devaluación, el levantamiento del cepo y algunas otras disposiciones que impactaron en la suba de los precios, tuvieron efecto importante en la suba de la pobreza. Al concluir 2015 había 11,5 millones de pobres y ahora hay cerca de 13 millones, con una expansión de esa lamentable cifra de 1,4 millón de personas que pasaron al sector de la pobreza, de cuyo total 2,3 millones viven en la indigencia, donde ni siquiera los ingresos son suficientes para abastecer la alimentación. El kirchnerismo dejó en diciembre 29% de la población en la pobreza y el macrismo, en sus primeros tres meses elevó la cantidad a 32,6% con una desmejora de 3,6 puntos que significan 1,4 millón más de personas en la pobreza.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *