La calidad de la educación es la clave en el desarrollo del país

Fue una de las ideas que expuso Luis María Blaquier (presidente del Departamento de Educación, Ciencia y Tecnología de la UIA). Argentina destina el 0,5% del PBI para ciencia y tecnología mientras que Brasil invierte el doble. Para el ministro Filmus la crisis educativa se remonta a la década de los 60.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

(Enviado especial a Córdoba). – Durante la 12ª Conferencia Industrial Argentina que culminó ayer organizada por la UIA, entre los debates del jueves se abordó el tema “Educación y desarrollo científico y tecnológico para el crecimiento con innovación y valor agregado”. Estuvo a cargo de Luis María Blaquier (presidente del Departamento de Educación, Ciencia y Tecnología de la UIA) y por videoconferencia el ministro de Educación de la Nación Daniel Filmus (no viajó a Córdoba por otro compromiso), actuando de moderador Alberto Alvarez Saavedra (miembro del comité ejecutivo de la UIA). Blaquier comparó que Argentina destina el 0,5% del PBI (Producto Bruto Interno) para ciencia y tecnología mientras que Brasil invierte el doble. También apuntó al año 2016 con una inversión pública estimada en 8.750 millones de pesos, pero hay que incorporar nuevas tecnologías. En otra parte de su exposición, la visión de la entidad es la articulación de los centros de investigación y desarrollo con transferencia de conocimientos. En tanto, la misión pasa por el acercamiento de los centros de investigación con las PYMEs. Hizo hincapié en que la calidad de la educación es la clave en el desarrollo de los países con indicadores de medición en los recursos humanos. “La educación aumenta la capacidad productiva”, puntualizó ante la presencia de sus pares en el Hotel Sheraton. Puso como ejemplo que en el año 1990 egresaban 650 ingenieros por año en la UBA y en el período 2003-2005 fue de 350 profesionales en esa disciplina. En este sentido, mencionó que la evaluación debe seleccionar a los mejores docentes (también habría que aumentar los magros salarios) y propuso la creación de un Instituto de Promoción y Evaluación de la Calidad Educativa que actúe en forma independiente. Esto permitirá -dijo- fortalecer la educación técnica y generar un mecanismo de difusión y colaboración entre las empresas y el sistema educativo.

La versión oficial

A su turno, el ministro Filmus recordó que la actual crisis educativa se remonta a la década de los años 60 con la denominada época de “los bastones largos” en el que 1.700 científicos se fueron del país. Respecto a la futura ley de educación señaló que responde a la coyuntura y se busca el consenso de las fuerzas sociales en el marco de un proceso educativo. “Con la futura ley se buscará capacitar a la ciudadanía, priorizar la educación técnica y mejorar la escuela primaria para igualar la calidad. Hoy tenemos sistemas diferentes donde en algunas provincias los alumnos saben el doble de conocimiento que en otros lugares”, comparó. En otro pasaje de su alocución sostuvo que la escuela es el único espacio de transmisión del saber en forma sistemática para incorporarse luego a estudios superiores y/o al trabajo. En cuanto a los números mencionó que en 2007 se invertirá el 5% del PBI cuando en 2003 fue del 3,7%. Está previsto llegar al 6% en cinco años según la ley de financiamiento.

Emilio Grande (h.)

Este artículo fue publicado en el diario La Opinión de Rafaela, 21 de octubre de 2006.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*