La agresividad de Kirchner daña hasta los aciertos del gobierno

Entrevista a Lic. Julio Bárbaro, diputado nacional en dos oportunidades (PJ) y secretario de Cultura de la Nación. Fue titular del Comfer hasta marzo de 2008.

Por María Herminia Grande (Rosario)

Compartir:

MHG: La última semana argentina registra una serie de acontecimientos que muchas veces al llegar al final de la misma nos olvidamos lo que pasó al principio. Sin que signifique un orden cronológico, en esta semana tuvimos el fallo de la Corte sobre despenalización de la tenencia de droga; luego vino la presentación de la ley de medios de comunicación audiovisuales; la Cumbre de la Unasur; el transfuguismo político… y no nos podemos olvidar, y esto no figura en la agenda oficial, del mapa que refleja a través de puntos los niños muertos menores de un año en el gran norte argentino… Todo esto en siete días… ¿Cómo ve nuestro futuro? JB: El último Perón es el de la paz y el acuerdo… Lo que más necesita la sociedad argentina, casi con desesperación, es una voluntad de construcción colectiva, conjunta. Se necesita terminar con la idea del enemigo, volver a la democracia del adversario. Esta es la ausencia que hoy tenemos. Esto cambiaría toda la relación y nos devolvería la fe en el futuro… Mientras sigamos en esta confrontación, en esta cantidad de golpes cada vez más bajos, me parece que la desesperación, la angustia seguirá reinando en la sociedad…

MHG: El kirchnerismo ha cooptado su forma de hacer política… JB: En mi libro “Juicio a los 70” planteo que Perón hablaba de democracia, acuerdo, el abrazo con Balbín y otros sectores hablaban de confrontación… Pareciera que del setentismo se toma esto último y es lo que se intenta imponer. Y seamos claros, al no haber del otro lado una oposición lúcida con una conducción, no hay alternativas válidas como para decir “tenemos otras soluciones”… Esto es lo que nos da envidia de Chile, Uruguay o Brasil donde el centroderecha y el centroizquierda están perfilados con nitidez, pero además conviven como adversarios. Las dos cosas juntas dan otra calidad de la política…

MHG: Mientras el arco opositor se desgaja, se divorcia; Kirchner, el gran perdedor, “marca la cancha”… JB: “Marca la cancha” porque por un lado la derrota electoral no fue en una elección presidencial… Pero por otro lado no hay vuelo en la oposición como para poder diferenciar temas y decir “en esto coincido y en esto no”… Particularmente en algunos temas estoy más cerca del gobierno y en otros no…En el tema del acuerdo con la AFA estuve más cercano, en el tema de la ley de medios audiovisuales estoy más en contra… No se puede estar todo en contra o todo a favor… Este tipo de actitud devalúa la opinión de quien la emite…

MHG: Sucede algo especial con el gobierno de los Kirchner, aún en las decisiones en las que son correctas, se diluyen por la agresividad, por la intolerancia, por la manera de hacer política del matrimonio… JB: En el gobierno actual, la agresividad, la actitud, termina dañando hasta los aciertos… ¡A veces uno quiere ser oficialista y el gobierno no se lo permite!

MHG: Kirchner es un hombre de poder, guste o no; es un Maquiavelo del subdesarrollo, acumula poder pero no construye… pero no ha entendido y la oposición no se lo ha hecho entender, que el poder responsabiliza… JB: Sucede que esto es el poder por el poder, no es el poder por el proyecto… El proyecto cada vez está más desdibujado… Por ejemplo, la ley de medios de comunicación audiovisual, le devuelve al Estado un enorme poder pero no democratiza ni transparenta a los medios… ¡y todos queremos una ley nueva!… En esto no tenemos dudas. Pero queremos que esa ley sea el fruto de una sociedad madura capaz de sentarse a una mesa, debatir hasta que las velas no ardan, y que ese fruto maduro sea el del acuerdo…

MHG: ¿Considera que la ley de medios audiovisuales debe ser tratada por el actual Congreso o por el que asuma el 10 de diciembre? JB: En eso no hay dudas, si hubo una elección y un resultado distinto, esa composición de la realidad es la que tiene que generar el nuevo proyecto… Hay temas coyunturales y temas que hacen a políticas de Estado. En lo que hace a políticas de Estado hay que apelar al consenso, de lo contrario el resultado puede ser mucho más negativo que aquello que queremos resolver o subsanar…

MHG: La oposición cuando manifestó que rechazaba esta manera de tratar la ley, hubiera sido interesante que inmediatamente dijeran en qué puntos estaban en desacuerdo… JB: Como la oposición no es una, sino varias; debería haber presentado cuatro o cinco proyectos distintos que nos hubieran permitido la riqueza del debate y matices y cual es el lugar del Estado… ¡Nunca terminamos de entender qué queremos para el Estado y qué para lo privado… ni en el fútbol, ni en los medios, ni en nada…!

MHG: Y nunca hacemos diferencia entre Estado y gobierno… JB: Nunca. Pera para esa diferencia tendrían que tener los gobiernos una grandeza de saber que hay cosas que trascienden y las trascienden a ellos mismos…

MHG: Específicamente con el tema de la ley de medios audiovisuales, no es la original de la época de la dictadura… JB: La ley original tiene como doscientas modificaciones de la democracia… Si le hacemos un estudio de ADN, va a dar más paternidad de la democracia que de la dictadura…

MHG: ¿Cómo define al proyecto que envió el gobierno? ¿Qué aspectos son positivos y cuáles no? JB: Lo más importante es la voluntad de debatir. Lo más absurdo es que un gobierno que tuvo hace cuatro años un 60% del consenso, yo estuve en Diputados y en el Senado, estábamos a punto de resolverla; el gobierno busque hoy un consenso cuando tiene un tercio de representatividad. Y lo peor de esta ley es que se plantee un tercio de medios para el Estado… Me parece que hay una confusión entre micrófonos y audiencia… ¿sabe por qué? Porque la audiencia va a terminar toda en lo privado. Lo que no se puede distribuir es la audiencia y lo que no se puede dejar de aceptar es que aunque los medios estén en manos del poder económico ellos nunca ganan elecciones porque la gente no es modificable, puede ser condicionada en su pensamiento, pero ese pensamiento no se cambia…

MHG: ¿Cuál es el motivo de su adhesión al acuerdo gobierno-AFA? JB: En primer lugar, la apertura entre Torneos y Competencias y la AFA era evidente porque como conozco el tema, sé de la tensión que se vivía. En segundo lugar creo que separar los cables del fútbol era democratizar todo. Ahora bien , si esa inversión es la ayuda del gobierno en una coyuntura y el año que viene el futbol produce y genera su propio ingreso económico, porque el futbol da dinero y da mucho más que so, todo está bien resuelto.. Pero si el año que viene hay que volver a poner seiscientos millones de pesos, este acuerdo fue un gran error y el gobierno se equivocó… Dejo esta cuestión hacia adelante…

MHG: ¿Qué opina de la Cumbre de la UNASUR? JB: La vi con cierto dolor… Lo importante es la cumbre, pero les debates y los resultados fueron pobres. Esta pobreza hace que este tipo de integración todavía esté muy lejana. Veo algunos gobiernos como el de Lula, el de Bachelet, que tienen una madurez significativa. Si lo vemos con una proyección de diez años atrás cuando estaban los Collor de Melo, los Menem y la decadencia universal de América, uno dice que crecimos y mucho… Pero también nos falta mucho…

MHG: ¿Cómo está viendo al Justicialismo? Esta cuestión de pegarle en “la línea de flotación” a un candidato a presidente, Reutemann, mas allá de si había decidido serlo o no… JB: Hay una cuestión que yo planteo desde hace tiempo y me parece que tiene que ser así: radicales y peronistas ya somos un pasado con explicaciones excesivas y hay centroizquierda y centroderecha en ambos partidos. Me parece que si esta es la forma en que se distribuye la realidad en Uruguay, Chile o Brasil, la Argentina debe dar el paso para que de la misma manera sea esa nuestra estructura…. Ser peronista o radical hoy no alcanza para definir hoy una relación entre el Estado y lo privado… Si yo le digo que soy peronista, usted me puede decir entre Menem y Kirchner ¿cuántas ideologías entran? ¡Todas!. Creo que lo que interesa es que en la estructura del peronismo es tal la ambición de poder que la voluntad de daño es muy superior al deseo de que el partido vuelva… Esto es lo que determina que el peronismo como tal esté agotado…

MHG: En el 2011, en ese arco de centroderecha y centroizquierda ¿usted avizora a alguien que puede llegar a no ser peronista? JB: Por su puesto. Lo que me interesa no es si es peronista o no, lo que importa es qué proyecto tiene hacia el futuro en cuanto a riqueza conceptual, no en cuanto a memoria del pasado que ya poco nos dice…

MHG: Cuéntenos de su libro “Juicio a los 70” JB: es un intento de recordar desde la historia personal una etapa. Verbitsky y Bonasso dieron una mirada reivindicativa de la violencia de aquella etapa. Yo intento dar otra mirada. El libro de Ceferino Reato, “Operación Traviata”, fue importante porque hizo un análisis desde otra mirada. Intento discutir con grandeza, no cuestionar hombres ni agarrármela con personajes…

Fuente: www.mariaherminiagrande.com.ar, 02/09/2009

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*