Kirchner: visión sesgada y reelección en Misiones

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9), que conduce Emilio Grande (h.).

Compartir:

Con referencia al discurso de Kirchner en Posadas, el obispo diocesano Juan Martínez salió al cruce: “Desconocemos si el Presidente de la Nación tiene el aval moral y curriculum de sufrimientos para hablar de los años de la dictadura militar. Monseñor Jorge Kemerer, obispo de Misiones durante esos años sí los ha tenido, y de su testimonio de vida el pueblo misionero tiene «memoria»”. Ante los acontecimientos de la provincia de Misiones, fue entrevistado Carmelo Giaquinta, arzobispo emérito de Resistencia, quien fue obispo de Posadas de 1986 a 1993. “Una cosa -dijo- es que la Iglesia se oponga a actitudes o leyes concretas de un gobierno por razones morales. Otra cosa, que la Iglesia se constituya en la oposición del partido mayoritario por ausencia de una oposición real. En ese mismo momento la Iglesia se convertiría en un partido y dejaría de ser católica. Cuando tuviere que hacerlo, la Iglesia ha de oponerse hasta pagar con la calumnia y la cárcel, pero sin ambicionar un lugar en las estructuras políticas”, según informó AICA. Kirchner había rechazado la participación del obispo de Iguazú Joaquín Piña y 10 religiosas más de la Iglesia Católica contra la reforma constitucional misionera que se votará el 29 de octubre. El Presidente visitó a la provincia de Misiones para respaldar al gobernador Rovira, preguntó dónde estuvieron los hombres de la Iglesia durante la dictadura militar, y pidió a los misioneros que “tengan memoria” porque “Carlos Rovira estuvo en la trinchera conmigo”. A decir verdad, Kirchner apoya la reelección indefinida en Misiones y en el futuro lo aplicará a nivel nacional, va camino de ser el nuevo Menem. Piña rechazó lo de la falta de compromiso de la Iglesia. “Fueron casi los únicos que se enfrentaron con la dictadura”. Además del citado Kemerer, mencionó a Novak (obispo de Quilmes entre 1976 y 2001), De Nevares (obispo de Neuquen entre 1961 y 1991), Miguel Hesayne (obispo de Viedma entre 1975 y 1995), Vicente Zazpe (arzobispo de Santa Fe entre 1969 y 1984 y antes obispo de Rafaela), Enrique Angelelli (obispo de La Rioja entre 1968 y 1976), Casaretto (obispo de Rafaela entre 1977 y 1983), entre otros. Ciertamente, la responsabilidad mayor fue del terrorismo de Estado que empezó con la Triple A de Lopez Rega en el gobierno de Perón, pero también los grupos guerrilerros tienen sus responsabilidades, no hagamos una visión sesgada de los derechos humanos porque de lo contrario más casos como el de Julio López se van a empezar a repetir estos hechos condenables. Primero están las instituciones que Kirchner no respeta como el ejemplo del apoyo explícito a la reelección indefinida en Misiones.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*