Justicia laboral de Rafaela: algunos avances y mucho por hacer

Por Pablo César Possetto y Pablo Mosconi.- Después de un gran esfuerzo llevado a cabo desde el Colegio de Abogados de la Vº Circunscripción con asiento en Rafaela, la CGT Rafaela (con el especial aporte del Gremio que agrupa al personal del poder judicial); el Concejo Municipal; las distintas autoridades del Poder Judicial (especialmente los funcionarios a cargo del Juzgado Laboral existente) y los medios de comunicación (que han colaboraron para visibilizar esta realidad), se logró este mes el traslado del único Juzgado Laboral en funcionamiento en Rafaela al edificio de tribunales sito en calle Alvear 226, y la incorporación de personal para tareas administrativas. Esto representa una mejora en la medida que las nuevas instalaciones son un poco más amplias que las anteriores, y se espera que en los próximos días se lleven adelante las refacciones edilicias necesarias para que las condiciones mínimas de trabajo de las autoridades del Juzgado y el personal sean las adecuadas. No obstante, debido a la importante cantidad de procesos en trámite, el servicio de Justicia Laboral sigue presentando serias dificultades, y sufre una mora altamente preocupante, a lo cual debe agregarse que cuando se acude a la Cámara de Apelaciones, es decir en la gran mayoría de los casos, debido al cúmulo de trabajo, y no obstante el esfuerzo de los Jueces y empleados para estar al día con su trabajo, las partes deben esperar, luego de tres o cuatro años de trámite en primera instancia, con mucha incertidumbre, cerca de dos años más para obtener una “solución” en segunda instancia. En este contexto, trabajadores, empresarios, funcionarios y empleados del actual Juzgado, abogados y peritos, e integrantes de la sociedad toda, observan impotentes el deficiente funcionamiento de los instrumentos disponibles para la solución pacífica de conflictos, lo que genera situaciones de verdadera injusticia. En consecuencia, luego de los reseñados cambios, resulta imprescindible que quienes tienen herramientas para colaborar en la solución de esta problemática, adopten nuevas medidas en forma urgente para la puesta en funcionamiento del nuevo Juzgado Laboral (el que recordamos ya es ley aunque no contó durante este año con la asignación de recursos económicos necesarios, ni se han realizado los concursos para cubrir cargos), y la creación de una nueva Sala de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Laboral de Rafaela. Las personas afectadas por esta realidad son muchas (especialmente los trabajadores muchos de ellos desocupados, que deben sostener económicamente a sus familias, y los empresarios que constantemente hacen esfuerzos considerables para preservar sus emprendimientos y conservar los puestos de trabajo), y merecen una especial atención y respuestas en forma inmediata, por lo que nuevamente invitamos a que, en la medida de nuestras posibilidades y responsabilidades, hagamos nuevos y mayores esfuerzos para que las actuales situaciones de injusticia no sigan repitiéndose en el futuro.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *