Italia restaura el Palacio Barolo para el Bicentenario

Como cien años atrás, los países del mundo estarán presentes en este Bicentenario con diferentes obsequios, aunque ya no con monumentos u obras artísticas que todavía hoy engalanan plazas y parques de Buenos Aires. Italia decidió regalarnos la recuperación del Faro del Palacio Barolo, que ya llevaba 40 años apagado. Pero, ¿ qué es el Palacio Barolo, y por que tanto interés tiene Italia por restaurarlo?

Compartir:

Como cien años atrás, los países del mundo estarán presentes en este Bicentenario con diferentes obsequios, aunque ya no con monumentos u obras artísticas que todavía hoy engalanan plazas y parques de Buenos Aires. Italia decidió regalarnos la recuperación del Faro del Palacio Barolo, que ya llevaba 40 años apagado. Pero,¿ qué es el Palacio Barolo, y por que tanto interés tiene Italia por restaurarlo?

El italiano Luis Barolo llegó a la Argentina en 1890 trayendo las primeras máquinas para hilar el algodón .Instaló las primeras hilanderías de lana del país e inició los primeros cultivos de algodón en el Chaco, convirtiéndose en un próspero empresario. En épocas del Centenario, conoció al arquitecto florentino Mario Palanti con quien ideó un proyecto que tenía en mente: un edificio para rentas, pero que para Barolo tenía otro objetivo. Él pensaba que Europa sufriría numerosas guerras que la terminarían destruyendo y así se perderían recuerdos valiosos, como las cenizas del famoso Dante Alighieri. Por esta razón hizo construir un edificio inspirado en la obra del poeta de “La Divina comedia” , a modo de mausoleo en caso de que fuera necesario. Sobre un terreno de 1365m2 sobre la Avenida de Mayo 1370 y Victoria (Hoy Hipólito Irigoyen)en 1919 se comenzó la edificación del palacio que se convirtió en el más alto de Latinoamérica. Sobre una superficie de 16630m2, tiene un total de 22 pisos, dos subsuelos y 100 m de altura, para lo cual fue necesario un permiso especial del Intendente ya que superaba casi en cuatro veces la altura permitida en la avenida. Su cúpula remata en una linterna donde se aloja un gran faro giratorio de 300.000 bujías que lo hacía visible desde el Uruguay y que era abastecido por una usina propia. Palanti llenó el edificio con referencias a la Divina Comedia. Su distribución está basada en la métrica de la obra del Dante. Esto se lo conoce como Danteum. El palacio se divide en dos bloques, con 11 oficinas por bloque en cada uno de los niveles, lo que representa el número 22 que responde a la métrica utilizada por Dante en los 100 cantos. Las nueve bóvedas de acceso representan los nueve pasos de iniciación y las nueve jerarquías infernales. Estas contienen inscripciones en latín y se pueden distinguir catorce citas que pertenecen a un total de nueve obras distintas, manteniendo así el número que se repite a lo largo de la obra de Dante.. Sobre las columnas de algunas de las bóvedas se ubican cuatro lámparas sostenidas por cuatro cóndores y dos dragones, un macho y una hembra, que representan los principios alquímicos, el mercurio, el azufre y sus atributos .En la bóveda central se ubicaba originalmente una estatua de un cóndor con el cuerpo de Dante elevándolo al Paraíso. Los pisos superiores y la cúpula simbolizan los siete niveles del purgatorio. Esta está dedicada al amor y es el emblema de la realización de la unión del Dante con su amada Beatrice. El faro representa los nueve coros angelicales. ,La altura del edificio es de 100 m y 100 son los cantos de la Divina Comedia, tiene 22 pisos, tantos como estrofas y versos de la obra de Dante. La construcción finalizó en 1923 y su apertura se llevó a cabo en la fecha del aniversario del poeta.

¿Como no mantener, mejorar y embellecer aún más semejante edificio que simboliza algo tan caro para el sentimiento de los italianos? El domingo 4 de octubre de 2009, ante una muchedumbre que se congregó frente al palacio, en respuesta a la convocatoria del gobierno porteño, mientras el pianista Horacio Lavandera interpretaba diversas obras musicales, las imágenes proyectadas sobre el edificio Barolo mostraban almas fantasmagóricas que deambulaban sin rumbo. El espectáculo recorrió los tres momentos de la Divina comedia, mientras cuatro pantallas gigantes mostraban imágenes de la restauración hecha en el edificio Cuando a las 22 se encendió el faro con la música de Ginastera y mi Buenos Aires querido, volvió a hacerse realidad la visión del empresario Luis Barolo en 1919: tender un puente de luz sobre el río de la Plata que se uniera con el Palacio Salvo en Montevideo. Desde aquella noche se enciende por media hora a las nueve de la noche todos los 25 de cada mes haciendo referencia a la fecha patria

Aporte del Centro Toscano de Rafaela

Compartir:

1 thought on “Italia restaura el Palacio Barolo para el Bicentenario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*