Irritante aumento de los legisladores nacionales

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). ¿Será que el 54% de los votos que obtuvo el gobierno nacional lo habilita para no dar explicaciones de sus actos de gobierno? ¿Qué rol ejerce la oposición que está muy fragmentada y parece no diferenciarse del oficialismo? Seguramente, la historia juzgará el mal desempeño de estos “traidores a la patria”: ¿son representantes del pueblo?

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Cuando se afirma que hay un divorcio entre la clase política y la gente no es descabellado, permaneciendo todavía en el imaginario colectivo la recordada frase “que se vayan todos” en el medio de la crisis 2001-2002. Ahora se conoció entre “gallos y medianoche” que los diputados y senadores nacionales cobraron un aumento en más del 100% de sus haberes, pasando de 13.000 pesos a 33.000. A este monto hay que sumarle 20 pasajes aéreos estimados en 552 pesos cada uno, que si no los usan los canjean por plata y el adicional del desarraigo de otros 4.000 pesos, totalizando un sueldo mensual de casi 50.000 pesos. Si se aprueba un aumento del personal del Congreso de un 20% automáticamente se extenderá también a los legisladores, trepando el incremento general al 150%. Frente a la irritación y bronca que produce en el común de la gente que trabaja todos los días, cuyos salarios suben en función de las paritarias, los pobres jubilados cuyo haber mínimo es de casi 1.700 pesos que lo cobra la mayoría del sector, personas que trabajan en negro o están desocupadas, el presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez salió a justificar, diciendo que es para evitar ser sobornados, de lo contrario habría que “dejar la política a los ricos o a los ladrones”. A decir verdad, muchos políticos en la Argentina se hicieron ricos gracias a la actividad política, basta recordar las denuncias de los últimos 25 años, por ejemplo el crecimiento desmedido del patrimonio de los Kirchner, las sospechas de corrupción permanente, citando la de los últimos días al vice-presidente Amado Boudou con allegados suyos en el escándalo de la ex Ciccone. Salvo honrosas excepciones que se manifestaron en contra como los casos de Pino Solanas, Victoria Donda, Patricia Bullrich, entre otros, la mayoría de los legisladores oficiales y opositores hizo “silencio de radio”. ¿Qué opinan los diputados y senadores nacionales por la provincia de Santa Fe, entre ellos el rafaelino Omar Perotti? ¿Quien puede estar en contra que un funcionario o legislador sea bien remunerado?, el problema está en nuestro país desigual con maestros o policías -por citar unos simples casos- que no les alcanza para llegar a fin de mes por el fenómeno inflacionario, ahora se suma el fenomenal aumento de las tarifas en los servicios públicos. En este contexto, el gobierno nacional no homologó todavía el aumento salarial de las paritarias de los peones rurales porque consideró excesivo la suba del 35% acordada entres los empresarios y el gremio UATRE. ¿Será que el 54% de los votos que obtuvo el gobierno nacional lo habilita para no dar explicaciones de sus actos de gobierno? ¿Qué rol ejerce la oposición que está muy fragmentada y parece no diferenciarse del oficialismo? Seguramente, la historia juzgará el mal desempeño de estos “traidores a la patria”: ¿son representantes del pueblo?

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *