INT: trabajadores de la cultura se movilizan

Por Natalia Pandolfo/Juan Ignacio Novak.- En el Centro Cultural Provincial se realizó ayer una asamblea de trabajadores de la cultura autoconvocados, quienes manifestaron su repudio y preocupación por el cierre de la subsede local del Instituto Nacional del Teatro, que funciona desde 1998, y el despido de su personal. Además, informaron que mañana a las 11 realizarán una movilización con actividades artísticas desde el Centro Cultural Provincial hasta el Teatro Municipal, para la cual convocaron a participar a toda la comunidad. “Actrices, actores, productores, músicos, constructores de objeto, bailarines, iluminadores, tramoyistas, titiriteros, directores, maquilladores, cuentacuentos, vestuaristas, vemos que se apaga la luz de la casa, la puerta se cierra y la llave va a parar quién sabe dónde”, consignaron los artistas y gestores que participaron de la reunión que se hizo ayer, cuando trascendió la medida tomada por el director del INT, el ex secretario de Cultura de Rafaela Marcelo Allasino, de clausurar la sede local del organismo y dejar habilitada sólo la de Rosario como representación provincial. “El debilísimo argumento de que la provincia de Santa Fe tiene dos sedes revela y demuestra en realidad la intensa actividad de la provincia, así como el hecho indiscutible de que en este extenso territorio coexisten diferentes realidades geográficas, económicas, culturales, artísticas y sociales”, sostienen los trabajadores. “La existencia de esta sede es una conquista histórica de casi dos décadas a la que no debemos ni queremos renunciar, que promueve la igualdad de oportunidades para compañeros artistas del norte, del centro y sur. Desde el inicio mismo del Instituto se planteo así, y hubo incluso compañeros que trabajaron durante años no sólo ad honorem, sino incluso poniendo insumos de su bolsillo”, afirman. En el comunicado también señalan “la impresionante cantidad de adhesiones que los artistas estamos recibiendo de compañeros de Rosario y del resto del país, quienes reconocen en la antedicha decisión una idea de achicamiento y precarización de la cultura, encubiertas bajo argumentos falaces. Ni siquiera puede argumentarse el costo de la sede: el espacio físico es del estado municipal. Recordemos que desde la creación del INT en 1998 se planteó que la provincia tiene dos polos culturales muy fuertes, divididos en el centro norte y sur”. También repudian la imposibilidad de evaluar la situación, “debido a la forma intempestiva y arbitraria en la que se tomó esta lamentable decisión”.

Argumentos oficiales En diálogo con El Litoral, Allasino ratificó la medida. “Los artistas hablan de la imposibilidad que van a tener de acceder a los beneficios del Instituto, que es una afirmación absolutamente errónea. El INT tiene una gran potencia federal, es el único organismo nacional, de los descentralizados del Ministerio de Cultura, que tiene una oficina en cada provincia argentina. Y ésa es una gran fortaleza”, señaló. “Todas las provincias tienen una oficina con uno o dos empleados. Santa Fe era la única, sin ser la que más actividad teatral tiene, que tenía tres empleados, dos en Rosario y una en Santa Fe. Era la única provincia que tenía dos oficinas. Eso correspondía a una decisión política de algún otro momento”, sostuvo. “El año pasado, en la provincia se recepcionaron 125 solicitudes. El 80 por ciento son de Rosario que es, en el contexto provincial, la ciudad que más salas, producción y movimiento teatral genera, en el vínculo con el INT. Sólo el 12 por ciento se genera en la ciudad de Santa Fe. Bajo ningún punto de vista, eso cercena la posibilidad a los teatristas de la provincia de solicitar subsidios”, alegó el funcionario. “Quienes vivimos en ciudades más pequeñas, que no son Santa Fe y Rosario, sabemos que ése es el modo de trabajo y nos hemos ocupado de hacer llegar nuestras planillas firmadas por correo a la oficina que nos corresponde. Eso en el futuro cercano espero que se revierta, porque estamos trabajando para lograr que nuestros formularios estén online”, dijo. Por último señaló que “éste es un buen momento para poner en discusión cómo debiera funcionar la oficina en la provincia. Quizás esa oficina debiera estar un tiempo en Rosario y un tiempo en Santa Fe. Quizás es momento de pensar mudarla a la capital de la provincia. Quizás hubiera sido, en algún momento, la mejor decisión tener una persona en Rosario y una en Santa Fe. Tengo el deseo de hablar sobre estas cuestiones personalmente, voy a viajar a la ciudad de Santa Fe, es algo que tengo pendiente”.

Fuente: diario El Litoral de Santa Fe, 6 abril de 2016.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *