Insisten con otro proyecto a favor del aborto

Por Emilio Grande (h.).- Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela (FM 90,9). Por quinta vez y con el consenso de la mayoría de los bloques ingresó al Congreso un proyecto de ley que prevé la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 12 semanas de gestación con el solo pedido de la mujer.

Con el apoyo de 70 diputados de todos los bloques políticos, la iniciativa propuesta por la agrupación civil Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, formada en 2005, fue presentada en la Cámara de Diputados.

El Código Penal establece penas que van hasta los 4 años de prisión para “la mujer que causare su propio aborto o consintiese en que otro se lo causare”. Para los médicos que interviniesen, las penas se elevan hasta los 10 años. De prosperar el proyecto se legaliza la interrupción voluntaria hasta las 12 semanas de gestación y para los casos donde el embarazo ponga en peligro la salud de la madre producto de una violación lo autoriza sin restricción de tiempo.

Plantea que los sistemas de salud, públicos como obras sociales, deben proveer de esta prestación, mantiene la objeción de conciencia para los médicos y la penalización para quien “con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito de causarlo, si el estado de embarazo de la paciente fuere notorio o le constare” (artículo 87 del Código).

Los impulsores son los diputados Victoria Donda (FAP-Libres del Sur), Alicia Ciciliani (Partido Socialista), Nicolás Del Caño (PTS/FIT), Carla Carrizo (SUMA + UNEN), Laura Alonso (PRO), Alcira Argumedo (Proyecto Sur), Claudio Lozano, Víctor De Gennaro (UP), Carlos Heller (Nuevo Encuentro), Carla Carrizo (UNEN), Adela Segarra, Juliana Di Tullio, Héctor Recalde, Edgardo Depetri, Verónica Magario, Liliana Mazure, Araceli Ferreyra, Remo Carlotto, Diana Conti, Leonardo Grosso, Adriana Puiggrós, Andrea García, Horacio Pietragalla, Mara Brawer (Frente para la Victoria), Virginia Linares (GEN), Manuel Garrido, Miguel Bazze (UCR), entre otros.

Acá está en discusión la vida humana y tiene derecho el bebé desde el mismo momento de la concepción como lo establece la Constitución Nacional a través de los pactos internacionales incorporados en la reforma de 1994 en Santa Fe. ¿Y las consecuencias sicológicas que quedan en la madre que aceptó efectuar el aborto y cuyas secuelas no se borran en su vida, al igual que los padres y médicos que participan en este homicidio?

Hay que respetar las distintas opiniones sobre esta problema social, pero muchas personas a favor del aborto no son conscientes que lo que está en juego es la vida humana que fue engendrada entre la unión del hombre y la mujer y se está gestando en el vientre materno.

En 1982 estuvo la Madre Teresa de Calcuta en Rafaela para el acto inaugural de la gran misión. La fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad y Premio Nóbel de la Paz en 1979 expresó que “el aborto es la mayor destrucción de la paz, porque la madre mata a su niño que es la imagen de Dios, a su niño que nace para amar y para ser amado”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *