Inauguran una muestra de acualeras en la sala Terragni

Se trata de los artistas rafaelinos Dina Bairos y Juan Carlos López Curto. Las 20 obras se pueden visitar desde el lunes 27 de setiembre de 9 a 15 horas.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Anoche fue habilitada la exposición de acuarelas a cargo de los artistas rafaelinos Dina Bairos y Juan Carlos López Curto, en la sala Antonio Terragni, ubicada en el primer piso de calle Brown 233 de nuestra ciudad.

Se trata de 20 piezas (10 cada uno) que se pueden visitar y disfrutar desde el lunes 27 de setiembre de 9 a 15 horas, con entrada libre, hasta el mes de diciembre.

Norma Fenoglio, Dina Bairos, Marco Antonio Terragni y Juan Carlos López Curto.

Durante el sencillo acto, el doctor Marco Antonio Terragni se mostró contento con la reapertura de la sala después de la pandemia y cuarentena, recordando a sus padres Adelina Bianchi y Antonio Terragni, quienes fueron propulsores de actividades culturales en nuestra ciudad.

A su turno, Norma Fenoglio destacó el valor de los artistas para esta técnica difícil de la acuarela con recursos mínimos como el papel, la luz y el agua, donde el artista debe medir la imagen a transmitir.

En el caso de Bairos, la curadora dijo que es una artista y arquitecta cuyas obras tienen una visión urbana, con precisiones de luces y sombras de los edificios y lugares importantes.

Respeto a López Curto, sostuvo que es un acuarelista más espontáneo, teniendo a su hobby de ciclista para pintar el paisaje que ve pasar en sus pinceladas, construyendo el color de la imagen, donde el espectador se ve obligado a completar.

En la oportunidad, Dina aprovechó para agradecer a Marco Antonio por el espacio en esta sala hermosa, siendo la primera exposición en Rafaela. Su formación se dio en Mar del Plata, donde vive su hija, ciudad en la que expuso en forma grupal. Con el cierre producido por la pandemia, recurrió a la computadora para aprender con dos maestros, uno español y otro inglés.

Con su mirada de arquitecta, apasionada por lo urbanístico y profesional, en esa muestra representa a algunos edificios olvidados en la Argentina desde el punto de vista histórico.

Por su parte, Juan Carlos también agradeció al responsable de la sala cultural, recordando que sus inicios fueron en su infancia en los años 1955 y 1956, pero luego pasaron 50 años sin pintar para volver a esta actividad desde hace 16 años.

Expuso varias veces en este centro cultural a partir del año 2005 y luego continuaron con otras propuestas. También mencionó la amistad con Fenoglio, con una tradición familiar a través de sus padres.

Sus técnicas fueron adquiridas en Miami con el mejicano Manuel Lira y en nuestra ciudad asesorado por sus hermanas Clementina (residente en Dinamarca) y Ester.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*