Hugo Santiago designado obispo de Santo Tomé (Corrientes)

Nació en María Juana y actualmente es párroco en Lehmann. Es el primer miembro del presbiterio rafaelino nacido y criado en esta jurisdicción que es llamado al servicio episcopal. La consagración será el lunes 19 de marzo próximo en la Catedral San Rafael.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

El Santo Padre Benedicto XVI designó ayer obispo de Santo Tomé, en la provincia de Corrientes, al presbítero Hugo Santiago, de 52 años, perteneciente al clero de la diócesis de Rafaela. También designó obispo de San Miguel, en la provincia de Buenos Aires, a monseñor Sergio Alfredo Fenoy, de 47 años, secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina y hasta ahora obispo auxiliar de Rosario. La publicación oficial se realizó en forma simultánea en Roma (12 horas) y en Buenos Aires (a las 8). Aquí lo hizo el nuncio apostólico, monseñor Adriano Bernardini, a través de la agencia AICA. Santiago está a cargo de la parroquia San Guillermo de la localidad de Lehmann, ubicada a 15 kilómetros de Rafaela; es vicario episcopal de la Zona Sur de la diócesis; es profesor de Teología en el Departamento Académico Rafaela de la Universidad Católica de Santiago del Estero; y es director de la Escuela Diocesana para el Diaconado Permanente. Es el primer miembro del presbiterio rafaelino nacido y criado en esta jurisdicción que es llamado al servicio episcopal. “Esto es la escasez de la abundancia”, fueron las primeras palabras al ser consultado por este periodista. El nuncio apostólico Adriano Bernardini le dio la noticia el martes de la semana pasada y por este motivo viajó a Buenos Aires para dar su conformidad por escrito. “Esa noche fue difícil poder dormir”, confesó, quien tuvo que guardar silencio hasta ayer. “No se te ocurre ser obispo, uno está contento siempre; se sabe que puede darse porque los obispos salen de los sacerdotes, pero imaginárselo es difícil”, aclaró. Su lema episcopal será: “Hágase”. La consagración será el lunes 19 de marzo próximo -posiblemente a las 20- en la Catedral San Rafael de esta ciudad y los obispos consagrantes serán Carlos Franzini -obispo de Rafaela-, Jorge Casaretto -obispo de San Isidro- y Francisco Polti Santillán -obispo de Santiago del Estero y ex obispo de Santo Tomé-. Luego, el lunes 26 de marzo será la asunción en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Santo Tomé, diócesis ubicada en el noreste de la provincia de Corrientes. Santiago había estado predicando en un retiro para sacerdotes en Goya y ofreció un curso en Puerto Iguazú (Misiones). “Es la primera vez que voy a Santo Tomé”, señaló. El territorio diocesano tiene 29.000 km2, la población estimada es de 131.000 habitantes, cuenta con 12 parroquias y 20 sacerdotes diocesanos.

Nacido en María Juana

El nuevo obispo de Santo Tomé nació el 12 de abril de 1954 en la localidad de María Juana, provincia de Santa Fe. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Santa María de los Angeles, de las Hermanas Capuchinas de la Madre Rubato (Capuchinas de Loano), en la localidad de María Juana. Los secundarios los cursó en el Instituto José Manuel Estrada, del mismo lugar. Recibió la formación filosófica y teológica en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora de Loreto, de Córdoba. El 19 de diciembre de 1985 fue ordenado sacerdote por el obispo de Rafaela, monseñor Héctor Gabino Romero, en una celebración eucarística que tuvo lugar en la parroquia Santa Juana Francisca Fremiot de Chantal, de su lugar natal. Ejerció el ministerio sacerdotal como vicario parroquial en Nuestra Señora del Carmen, de Ceres, y en la catedral San Rafael, de Rafaela. Más tarde fue párroco simultáneamente de las parroquias San Fidel, de Vila, y de San Ramón Nonato, de la localidad de Ramona, y posteriormente fue designado párroco de Nuestra Señora de Fátima, de Rafaela. Entre otros trabajos pastorales, fue director espiritual del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, y coordinador diocesano de la Pastoral Vocacional Diocesana. Enviado a Roma para completar sus estudios teológicos, obtuvo el Bachillerato y la Licenciatura en Teología Espiritual en el Pontificio Instituto de Espiritualidad “Teresianum”, de los Padres Carmelitas Descalzos. Durante los años 2002, 2004 y 2006 se desempeñó como director del curso prolongado de formación permanente para los sacerdotes, organizado por la Comisión Episcopal de Ministerio (CEMIN), de la Conferencia Episcopal Argentina. En el orden nacional integra el Secretariado Nacional para la Formación Permanente de los Presbíteros, organismo dependiente de la citada comisión. Asimismo, integra el equipo de redacción de la revista “Pastores” y ha publicado varios artículos y un libro sobre temas de espiritualidad sacerdotal.

Deportista

Hugo Santiago sigue la tradición familiar de practicar deportes. Es hermano del recordado arquero Próspero Santiago que jugó en varios clubes locales y la Liga. Con sus 52 años, el nuevo obispo juega al fútbol -es delantero goleador- los martes y viernes en el campo de deportes del Colegio San José e intercala con el tenis.

Emilio Grande (h.)

Esta crónica fue publicada en el diario La Opinión de Rafaela

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*