Homenajes a Mitre, a 100 años de su muerte

Por Jorge Rouillon

Compartir:

Mitre fue recordado ayer con diversos homenajes en el país y en el exterior al cumplirse el centenario de su muerte. En Buenos Aires, en un acto que reunió a más de un centenar de personalidades y representantes de entidades de diversos sectores de la vida nacional, el ex senador Juan Ramón Aguirre Lanari dijo que la Argentina se nutre con “la docencia moral” que trasunta el legado de un hombre que describió como “un humanista del Renacimiento”, por la vastedad de sus conocimientos y por la diversidad de inquietudes que abrazó. El acto central se realizó ante el monumento ecuestre que lo evoca, levantado por suscripción popular en la plaza Mitre, en Recoleta. Allí, el vicejefe a cargo del gobierno de la ciudad, Jorge Telerman, afirmó que “Mitre está presente” y lo destacó como “el hombre público que permanece como guía”. Aguirre Lanari, presidente de la Comisión de Homenaje al General Bartolomé Mitre, expresó que Mitre, predicando el trabajo y el deber, “acumuló un capital moral difícil de igualar” y eso explica “la devoción de las multitudes y el fallo laudatorio de la historia, que registra su profunda huella como ciudadano ejemplar, comprometido poeta, infatigable historiador, militar pundonoroso, diplomático de fuste, legislador, ministro, gobernador y presidente de la Nación definitivamente unificada”. Un sol impiadoso afectó a algunos de los presentes. Cuando hablaba Telerman, el acto debió suspenderse unos minutos, al caer desmayado el ex diputado nacional Pablo González Bergés, de 92 años, que fue atendido por el SAME. Telerman evocó a Mitre como un hombre de la ciudad y recordó que cuando la fiebre amarilla azotó a Buenos Aires, Mitre decidió quedarse al lado de su pueblo, en medio de condiciones desfavorables. Subrayó que una nación es el producto de una obra colectiva y que Mitre, como líder y conductor, “acercó diferencias y alentó un espíritu que permitió esa acción colectiva”. Colocaron ofrendas, por la Comisión de Homenaje, su presidente, Juan R. Aguirre Lanari y Bartolomé Mitre, director de La Nación; por La Nación, el presidente del directorio, Julio Saguier, y Bartolomé Mitre, y por la Ciudad, Telerman. La banda del Liceo Militar General San Martín ejecutó el Silencio Militar, seguido por la Marcha de San Lorenzo. Un encendido aplauso cerró el homenaje. Aguirre Lanari subrayó que los más sólidos créditos de Mitre ante la historia “están en la creación de las instituciones que unificaron definitivamente al país y lo proyectaron, dentro de un fecundo pluralismo ideológico, a un optimista rumbo de civilizada convivencia y esperanzada grandeza”. “En el muy difícil bregar político, donde han naufragado tantos ideales, Mitre se atuvo a la consigna que a los 22 años escribió en su diario de juventud: «La perfección intelectual moral es la aspiración más noble del corazón humano».” Estuvieron presentes el subsecretario de Relaciones Internacionales de la Ciudad, embajador Roberto Laperche; el ex presidente de la Nación general (R) Roberto Marcelo Levingston; el rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Guillermo Jaim Etcheverry; Rodolfo Martínez, ex ministro de los gobiernos de Frondizi y de Guido; el rector del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), y jefe del Estado Mayor de la Armada entre 1993 y 1997, almirante Enrique Molina Pico; en representación del vicepresidente Daniel Scioli, el director de Relaciones Institucionales del Senado, Ignacio R. Méndez; el diputado Jorge Reinaldo Vanossi; la directora del Museo Mitre, María Gowland; el titular de la Institución Mitre, Carlos M. Gelly y Obes, y su esposa, Estela Cichero. Asistieron los embajadores de Perú, Martín Belaúnde Moreyra, y de Colombia, Rodrigo Holguín Lourido, y el ministro consejero de la embajada del Uruguay, Daniel Castillos. Por las academias nacionales estuvieron los presidentes de las academias de Ciencias Morales y Políticas, Gregorio Badeni; de Periodismo, Bartolomé de Vedia; de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires, Alberto Rodríguez Galán, y de Agronomía y Veterinaria, Carlos O. Scoppa; el vicepresidente de la Academia de la Historia, Eduardo Martiré, y los académicos José Eduardo de Cara, con su esposa, María Aramburu de De Cara; Olga Fernández Latour de Botas y Miguel Angel De Marco, ex presidente; el académico secretario de la Academia de Ciencias Morales, Hugo Obiglio, y el miembro de número Natalio Botana; el académico de Periodismo Enrique Mario Mayochi y el miembro de la Academia de Ciencias y vicepresidente de la Asociación de Filosofía Argentina, Guillermo A. Maci, con su esposa, Araceli Gallo de Maci. Asistieron el coronel José Martiniano Duarte, por el jefe del Estado Mayor del Ejército; el capitán de navío Pablo Pérez Millán, por el jefe del Estado Mayor de la Armada, y el mayor Marcelo Pereyra, por el Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea. También asistieron el subdirector de La Nación, José Claudio Escribano; Fernán Saguier, adjunto a la Subdirección; Cécile de Beauchamp de Drago Mitre, esposa del presidente honorario de la SA La Nación, Enrique L. Drago Mitre, bisnieto del fundador; Nequi Galotti de Mitre, esposa del director de La Nación; el secretario general de Redacción, Héctor D´Amico; el ex director del Museo Histórico Nacional Juan José Cresto; la historiadora María Sáenz Quesada; Dardo Tüler; el presidente del Instituto Urquiza de Estudios Históricos, Carlos María Martínez; por la Sociedad Argentina de Historiadores, el embajador Luis Mendiola; por la DAIA, Claudio Avruj y Víctor Garelic; Alberto Galotti. Los descendientes del prócer Delfina Mitre, por los bisnietos; Jorge E. Gallardo, Federico Abella Nazar y su esposa, María Cristina Roigt Luque; Bartolomé Mitre (h.), María Rosario Mitre de Lahore y sus hijos Pedro y Jazmín Lahore, y Santos Mitre. El presidente de la Asociación Amigos de la Ciudad, Claude della Paolera; los embajadores Guillermo de la Plaza y Juan Manuel Figuerero Antequeda; el constitucionalista Carlos María Bidegain, que en pocos días más cumplirá 90 años; la señora Amelia Vernengo Lima de Aguirre Lanari; los economistas Carlos Conrado Helbling, Manuel Solanet, Guillermo W. Klein y Luis García Martínez; el ex secretario de Coordinación Económica, Guillermo W. Klein; el doctor Teodoro Puga, presidente de la Fundación Sociedad Argentina de Pediatría y secretario de Salud durante la intendencia de Julio C. Saguier. Alberto Aramouni, Nélida Roigt Luque de Hauret Nazar; Pedro Pablo Tissera, abogado venido de Córdoba para el acto; el presidente de la Confederación de Entidades Patrióticas, Juan Carlos Páez Garramuño; María Elisa de la Vega, de la Asociación Descendientes de Guerreros del Paraguay; el director de la Oficina de Información de Lituania, Alejandro Miciudas; María Guillermina Bilbao La Vieja, descendiente de una hermana del general Mitre; Ester Zuloaga, Dolores de Durañona y Vedia, Luz Etchemendigaray; Guillermo MacLouglin Bréard; Alejandro Olivera, por los Caballeros del Santo Sepulcro; Rodolfo Etchegaray, por el Consejo Publicitario Argentino. Estuvieron los dirigentes del Centro de Residentes Liberales de Corrientes Juan M. Maison Baibiene, Elías Tarradellas y Ricardo Meabe, el historiador Juan Cruz Jaime, Mabel y María Castellano Fotheringham, Teodoro Juanidis, María de Vedia, Rubén Tizziani, María Esther Vernengo Lima de Pons, Julio Naveyra, Juan de Alzaga, Horacio Arrechea, Eloy Soneyra, Isabel Meydana, de la Campaña Católica contra el Hambre; Fernando Isidro, Fernanda Riet Cardoso, Alberto Gelly Cantilo, Jorge y Miguel Campomar, Horacio Loza, Rómulo Ramírez, Roberto Vernengo, María Aurelia Bascay de Vernengo, Raquel Aguirre Lanari de Guerrero Leconte, y Luis Delgado, joven periodista de 23 años, “admirador de la obra de Mitre”. Asistió una representación del Instituto Nacional Sanmartiniano y de su academia, y por la Asociación Sanmartiniana de Olivos, Adela Tarraf.

En la Recoleta

Ante el mausoleo de Mitre, en la Recoleta, con sus tres monumentales figuras en mármol de Carrara que representan a la Libertad, la Justicia y el Deber, talladas por el escultor piamontés Edoardo Rubino, colocaron ofrendas florales, por la Comisión, Carlos M. Gelly y Obes y Alberto Rodríguez Galán; por La Nación, Julio Saguier y José Claudio Escribano; por la Ciudad, el subsecretario Laperche, y por los descendientes, de cuatro generaciones, Delfina Mitre; María Gowland, directora del Museo Mitre; Federico Abella Nazar, Bartolomé Mitre (h.), María Rosario Mitre de Lahore; Santos Mitre, de seis años; y Jazmín y Pedro Lahore Mitre, de siete y cuatro años. En el lugar, se sumaron a la celebración el embajador Carlos Ortiz de Rozas, el periodista José Ignacio López, el general Mariano de Nevares, Teresa González Fernández; la presidenta de la Asociación de Amigos de la Recoleta, Martha Salas de Siegrist; la directora del cementerio, Olga Stancato; el presidente y el secretario de la Asociación Descendientes de Guerreros del Paraguay, Martín Recalde Cuestas y Luis Ferreira Prado.

En Olivos

En la plazoleta del Paseo de los Inmigrantes, en avenida Maipú y Amador, Olivos, el intendente de Vicente López, Enrique García, descubrió una placa en homenaje a Mitre. Junto a él se hallaba por la Comisión de Homenaje y por sus descendientes Carlos Abella Nazar, tataranieto de Mitre, y su hijo Eduardo, chozno del prócer. Tras ser colocada una ofrenda floral, García agradeció la presencia de Abella Nazar en el homenaje y recordó que Mitre tuvo que ver con el partido de Vicente López. “Antiguamente el casco de Vicente López se llamó Pueblo Mitre y, además, el prócer estuvo presente en la colocación de la piedra de la iglesia Jesús en el Huerto de los Olivos.” Abella Nazar agradeció al intendente y al pueblo de Vicente López. A su vez, la directora del Museo Mitre, María Gowland, envió dos medallas conmemorativas del centenario del nacimiento de Mitre, que la directora de Preservación del Patrimonio del municipio, María Teresa Spak, entregó al intendente. Dijo una oración Myriam Luchía Puig de Pereyra. Asistieron el presidente del Concejo Deliberante de Vicente López, Rubén Vecci; el vicepresidente, José Menoyo, y el secretario de gobierno José Luis Ognio.

Fuente: diario La Nación, Buenos Aires, 20 de enero de 2006.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*