Guiño favorable del Municipio a la radicación del hiper Libertad

Pese a que la Comisión de Comercio del Centro Comercial e Industrial de Rafaela planteó sus dudas sobre el cumplimiento de la ley 12.069 por parte del proyecto presentado por el grupo Casino para radicar un hipermercado de la cadena Libertad en Rafaela, la Municipalidad dio otro paso hacia la autorización del emprendimiento.

Por Miguel González

Compartir:

Como se sabe, Libertad presentó un proyecto de iniciativa privada en el que propone finalizar las obras de la nueva Terminal a cambio de la cesión de 2,5 hectáreas ubicadas en el mismo predio, para construir un centro comercial que incluiría un hipermercado. El proyecto original de Libertad propone que el hiper tenga unos 4.300 metros cuadrados de salón de ventas. La ley provincial 12.069 define a la superficie máxima cubierta como “la de exposición y venta, autorizada para establecimientos comerciales descriptos en el artículo 1 en cada municipio y comuna del territorio provincial, la que resulte del divisorio entre la cantidad total de los habitantes, dispuesta por el último Censo Nacional, de la localidad donde el emprendimiento comercial procure radicarse y el coeficiente ocho (8)”. Y luego establece: “Ninguna cadena o firma comercial puede superar el treinta por ciento (30 %) de la totalidad de la superficie máxima cubierta en un mismo municipio; o controlar más del treinta por ciento (30%) del mercado en un sector o rubro determinado”.

La misma ley define, en uno de sus párrafos: “Autoservicios, supermercados, hipermercados o megamercados: en general serán así considerados los establecimientos dedicados a la comercialización mediante el sistema de autoservicios, de uno o más rubros correspondientes a: alimentos y bebidas; artículos de limpieza y perfumería; indumentaria, calzados y textiles; electrónicos; artículos para el hogar; librería y artículos escolares; flores y plantas; ferretería, bazar y menaje; repuestos y accesorios; materiales para la construcción, para la decoración del hogar; cine, audio, televisión y video; informática y sus insumos; máquinas, herramientas y sus accesorios, y los que la reglamentación establezca, aunque algunos sectores sean asistidos directamente por personal de la empresa”.

Según la Cámara de Comercio de Rafaela, en el proyecto presentado por Libertad los iniciadores citan una serie de supermercados y autoservicios, con una cantidad de metros cuadrados cubiertos que no se corresponde con la definición de la ley, ya que incluyen también a los depósitos y áreas de servicios internos, cuando en realidad la ley habla de áreas de “exposición y ventas”. Libertad necesita que en la ciudad haya una cantidad de comercios con sistema de autoservicio cuya suma de metros cuadrados cubiertos sea lo suficientemente grande como para que los 4.300 del hiper que planea construir no supere el 30% de ese total.

Frente a este panorama, el Ministerio de la Producción de la provincia -que otorga la factibilidad a nivel provincial para la instalación de los hipermercados, dictaminando si cumplen o no con lo reglamentado en la ley 12069- pidió a la Municipalidad de Rafaela que entregue un detalle de las superficies habilitadas como salones de ventas. Si bien el dictamen final no se hizo público, una alta fuente del Palacio Municipal confirmó que a Libertad “los números le cierran”.

Sucede que en la consideración de “autoservicios” no entran solamente los grandes supermercados y pequeños autoservicios de barrio. También se consideran como tales los salones de venta de las estaciones de servicio que tienen góndolas (hay varias en la ciudad), perfumerías que venden por el mismo sistema (como Cortassa, por citar un ejemplo), los bazares y hasta las farmacias que incorporan entre sus servicios este tipo de servicios comerciales. Incluso hasta un supermercado mayorista como El Sol ingresaría en las superficies a considerar para la suma total.

La fuente consultada aseguró que la Municipalidad ya le remitió a la Provincia los datos correspondientes. A su vez, la Provincia devolvió gentilezas: le remitió a la Municipalidad una copia del estudio de impacto ambiental que Libertad presentó -también de acuerdo a las exigencias de la ley vigente- para avalar su proyecto, y que recibiría curso favorable por parte del Ministerio de la Producción.

El estudio es muy voluminoso y debe ser analizado en profundidad por las autoridades. Pero incluso los concejales que integran la Comisión de Iniciativa Privada, encargada de evaluar los proyectos correspondientes, ya tienen en su poder el extenso índice temático del estudio mencionado, como para que ir tomando nota de las cuestiones que más interesan: cómo impactará, por ejemplo, el emprendimiento propuesto en materias tales como ocupación, tránsito y otras cuestiones de significativa importancia.

Fuente: diario Castellanos, Rafaela, 4 de agosto de 2007.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*