Fragmentación social y política

Por María Herminia Grande.- Mientras los temas prioritarios lejos de resolverse se agravan: hambre, narcotráfico, educación acorde al siglo 21; los candidatos destinados a resolverlos se diluyen en vanidades y se dan un baño de farándula en lo de Tinelli. Dos prestigiosos investigadores del CONICET ponen sobre la mesa una vez más las verdaderas urgencias. Urgencias que por falta de atención y resolución se han vuelto crónicas: la desnutrición y la pobreza. El Dr. Fernando Longhi ha reeditado y comparado con datos actuales un libro que escribió el primer estadístico tucumano en 1889 sobre la desnutrición y mortalidad infantil de entonces. En 1885 el inmigrante español Rodriguez Marquina iba al encuentro de las estadísticas poniéndole rostros y caracterizando a los niños protagonistas de sus números. A continuación transcribimos un fragmento que lamentablemente 130 años después si recorriéramos los mismos lugares encontraríamos el mismo resultado: “Sobre este almacén de basura y podredumbre un niño de mirada perdida se entretiene chupando la punta de inmundos trapos, mientras que en la otra punta de esa variada superficie aparecen otros ojos negros, sin brillo ( hermosos si no les hubiese faltado la vida de la inteligencia), hundidos en sus órbitas sin que de ellos broten una lágrima o un destello”.

Más de un siglo después dice el Dr. Longhi que “la magnitud de la desnutrición baja pero la brecha sigue igual. Si comparamos este fenómeno entre Tucumán y Capital Federal, sigue habiendo dos o tres veces de diferencia. La desigualdad persistente en el tiempo se convierte en fragmentación. A veces se confunde hambre con desnutrición. El hambre es una necesidad fisiológica momentánea. La desnutrición es la acumulación de todos los hambres”

La investigadora del Conicet especialista en desarrollo lingüístico y cognitivo Dra Ana María Borzone nos habla de un fenómeno más reciente: el fracaso educativo. Nuestro país debiese aprovechar el recurso humano residual que aun tiene, producto de aquella educación de excelencia que supo acuñar. Borzone dice: “Argentina ha capitulado en el tema educativo. No hay decisión política para terminar con el fracaso educativo. Se debiese realizar todo lo contrario a lo que hoy se hace. La mala alfabetización es desnutrición cognitiva, poda neuronal y pérdida de cerebro. El problema educativo en Argentina se ha transformado en un enorme problema social. Los chicos que pierden la escuela los gana la droga. La educación no se nutre de eslogan sino de estadísticas. No debemos discutir más sobre esto. Los investigadores en el 2012 nos reunimos en EEUU con resultados en la mano, ya se sabe lo que se debe realizar. Mi equipo interdisciplinario está preparado para hacerlo. Hay que empezar a los 3 años, el cerebro no espera, hay que empezar temprano”.

La realidad se muestra obscenamente al desnudo. Los responsables políticos que deberían transformarla se muestran ocupados en otros menesteres, en el peor de los vicios políticos: “el yoísmo”. La sistemática destrucción de los partidos políticos agudiza estos pecados.

Sergio Massa sigue perdiendo cual margarita deshojada, a hombres claves del proyecto Renovador. Primero perdió a Reutemann, le siguieron Gustavo Posse, Jesús Cariglino, Juanjo Álvarez, Alberto Fernández, recientemente Darío Giustozzi. Si bien desde su entorno cercano castigan a este diputado por decir y hacer los que muchos callan, lo cierto es que los hechos van convalidando lo expresado por Giustozzi: “Massa no está preparado para ser Presidente de Argentina”. Todo indica que desde hace un tiempo descansa políticamente en los consejos de su mujer Malena. No sólo Massa delega en su esposa, Scioli también le da misiones políticas que suenan excesivas. Karina vino a Santa Fe a respaldar a Perotti. Massa visualiza dos candidatos santafesinos para su fórmula. Uno (no peronista) se excusó diciéndole que no.

En el Frente parta la Victoria la Presidente pidió reducir la cantidad de candidatos tanto presidenciales como a gobernador de Buenos Aires; a cinco días de ello no se suscitó ningún renunciamiento.

En Santa Fe se observa un intento de parte del oficialismo de polarizar la elección a gobernador. Una lectura fina del resultado de las PASO dan otra visión: hay una conversación de tres.

@mhgrande

htpps://www.facebook.com/mgperiodismo

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *