Falta el museo del automovilismo en Rafaela

“Kuky” Carena presentó hace unos días en el Concejo Municipal su proyecto para que en el local que dejará libre la actual Estación de Omnibus en el casco céntrico se instale el Museo del Automovilismo de Rafaela.

Por Emilio J. Grande (Rafaela)

Compartir:

Con motivo de la próxima reubicación sobre la ruta 34 de la Estación de Omnibus se instaló el debate en la ciudad por el nuevo uso del céntrico y amplio edificio que quedará desocupado. Al respecto, el diario La Opinión publicó recientemente un sondeo y el 27% de las personas consultadas estima que ese local debería convertirse en un centro cultural; el 24,8% se inclinó a favor de un centro comercial; el 18,2% para que funcione como terminal de minibuses; el 12,9% que lo ocupen oficinas municipales hoy dispersas pagando alquiler y el resto para otros usos. Y nadie recordó que Omar Perotti en su primera intendencia (1991-95), al lanzar el proyecto de la nueva Estación de Omnibus había expresado que el lugar a desocuparse podría convertirse en el Museo del Automovilismo de Rafaela. Al sucederlo en la intendencia, Ricardo Peirone en una oportunidad se manifestó con similar pensamiento. Pasó el tiempo y se acerca el momento de decisiones y de pronto aparece en escena un caracterizado vecino, el inquieto e inefable Amílcar “Kuky” Carena haciendo pública una fuerte apuesta: ya presentó hace unos días a consideración del Concejo Municipal su proyecto para que en el local que dejará libre la actual Estación de Omnibus en el casco céntrico se instale el Museo del Automovilismo de Rafaela, que tiene íntima relación con la opinión de más de una cuarta parte de los rafaelinos consultados. Esa idea que compartimos, lejos de ser nueva se remonta a más de medio siglo cuando don Luis C. Remonda -apasionado y fogoso atletiquense ya fallecido, famoso por haber construido la atractiva y muy útil pasarela del antiguo circuito de tierra sobre la prolongación del bulevar Presidente Roca- protagonizó una sostenida campaña con notas de su firma publicadas en este Diario, con sólidos argumentos para que se considerara Rafaela capital nacional del automovilismo y, consecuentemente, se reflejara con su propio museo, atento al riquísimo historial que comenzó esta ciudad en 1912 con carreras por copas desafío y continuara el Club Atlético con su primera prueba en 1919 y desde 1926 con las 500 Millas Argentinas con ediciones que se extenderían hasta 1975, siendo Rafaela único lugar en el mundo hermanado con el legendario Indianápolis de Estados Unidos, con historial sin parangón cuando en febrero de 1971 en el óvalo rafaelino se disputaron las 300 Indy, inolvidable y hasta hoy inigualado espectáculo brindado por la delegación de pilotos y máquinas que encabezó el propio Tony Hulman, entonces propietario de la pista norteamericana.

IDEA FRUSTRADA

Remonda había propuesto la creación del Museo del Automovilismo de Rafaela cuando el de la ciudad de Balcarce -cuna del quíntuple campeón mundial Juan Manuel Fangio- por entonces era algo inimaginable, el que hoy es una realidad y el de Rafaela una idea frustrada, pero que sin embargo en el presente vuelven a darse las circunstancias para que se reflote con el proyecto citado de Carena. Cabe recordar que la iniciativa de Luis Remonda tropezó con el enfrentamiento con algunos directivos de entonces del Club Atlético, pelea de tal calibre que acaso baste para sintetizarlo con una anécdota: Remonda -ilusionado con su propuesta- para ponerla en marcha había donado un valioso lote de fotografías de las carreras y elementos mecánicos de aquellas máquinas, pero en lugar de exponerse en vitrinas de la sede atletiquense tuvieron el triste y sombrío destino de tirarse junto a materiales en desuso debajo de las tribunas de fútbol que un día descubrió el canchero Ceferino Paredes. Hoy nuestra ciudad cuenta con diez museos, cuatro oficiales y seis privados, uno de estos impulsado por el recordado Arturo Brega, exposición que incluye autos antiguos y elementos deportivos afines, que sin duda desde el cielo Arturo con infinita alegría aportaría al Museo del Automovilismo de Rafaela. Ahora Kuky Carena irrumpe en el debate sobre qué se hará en el edificio que libera la Estación de Omnibus, con un proyecto que en la carrera con otras propuestas larga con la ventaja de la supuesta coherencia del intendente Perotti que repetimos, en tal sentido se expresó públicamente cuando lanzó la iniciativa de construcción de la nueva parada de ómnibus sobre la ruta 34, a punto de cristalizarse.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*