Fallo ambiguo de la Corte sobre los jueces desplazados

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” (FM 100,1) de Rafaela.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- En un fallo contradictorio, la Corte Suprema resolvió por mayoría que los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia dejarán los cargos a los que fueron trasladados durante el gobierno de Mauricio Macri, pero dispuso que no será enseguida sino que se ejecutará una vez que se hayan realizado nuevos concursos para ocupar sus vacantes.

La sentencia fue firmada por el “trío peronista” Maqueda, Rosatti y Lorenzetti (a quien Mariana Zuvic considera como “garantista de la impunidad en la Argentina”), argumentando que los traslados de jueces son un mecanismo inconstitucional, a los que se sumó Highton. El presidente Rosenkrantz, en un voto propio, se pronunció por la validez de los traslados.

Estos jueces trasladados pasaron por los concursos del Consejo de la Magistratura y por el acuerdo del Senado. Esta mayoría denominó “costumbre inconstitucional” a los traslados, pero ese mecanismo rigió durante 70 años y la Corte avaló los traslados en la acordada administrativa 7 del 11 de abril de 2018, declarando inconstitucionales decisiones del mismo tribunal, siendo una contradicción en sus decisiones. Highton y Rosenkrantz habían firmado previamente la acordada 4 del mismo año con criterios más amplios para que los jueces fueran transferidos de un cargo a otro. Hace dos años los ministros de la Corte no precisaron sobre la duración de los traslados, pero llamativamente ahora aclararon que eran transitorios.

Esta decisión generó festejos en el Gobierno, especialmente en el entorno del cristinismo acorralada su jefe por la decena de causas judiciales, y al mismo tiempo una fuerte desilusión entre los camaristas, quienes habían buscado la protección del máximo tribunal frente a la presión ejercida contra ellos por el kirchnerismo, al punto que analizan si van a renunciar a los cargos, de hecho pidieron 5 días de licencia para pensar la decisión a tomar.

El primer traslado de Bertuzzi fue por un decreto firmado por Cristina Kirchner en 2010. En 2018, Bruglia y Bertuzzi fueron trasladados por decisión del anterior Gobierno a la Cámara Federal, donde confirmaron fallos contra Cristina Kirchner por graves hechos de corrupción, ratificando en su momento los procesamientos durante su administración y en algunos casos confirmaron el pedido de su prisión preventiva. Los cuestionados fueros de senadora la salvaron para terminar en la cárcel.

Mientras el presidente del Consejo de la Magistratura Alberto Lugones dijo: “tenemos que lograr que el concurso esté terminado en 6 meses”, Bruglia y Bertuzzi seguirán en sus cargos hasta el nuevo concurso, como establece la Constitución Nacional en el artículo 99, un trámite que puede durar años por las demoras administrativas y el Consejo de la Magistratura debe reunir los dos tercios necesarios, requiriendo una mayoría especial que el kirchnerismo no tiene en ese organismo, para designar a los nuevos magistrados.

Además, la mayoría de la Corte evitó definir el traslado del juez Germán Castelli, que fue sorteado para juzgar a Cristina Kirchner en el caso de los cuadernos de las coimas, pero lo repuso en ese tribunal y ordenó que los juzgados inferiores sean los que decidan la cuestión de fondo sobre su situación, siguiendo lo resuelto por el máximo tribunal en el caso de sus colegas Bruglia y Bertuzzi. Castelli permanecerá en el tribunal oral al que fue trasladado durante el gobierno de Macri hasta que se nombre a un nuevo juez.

Con este fallo de la Corte se puso en duda la inamovilidad de los jueces, según el artículo 110 de la Constitución. Sienta un mal precedente para otros 71 jueces que están en la misma situación. A excepción de Rosenkrantz, la mayoría “cortesana” borró con el codo lo que firmó en las acordadas 4 y 7 del 2018, allanando el camino para que Cristina busque borrar las causas de corrupción que tanto la desvelan… Pero la gente está harta de estas maniobras políticas y jurídicas, por este motivo saldrá nuevamente a la calle este domingo 8 de noviembre a las 17 horas para decirle basta a la impunidad y en defensa de la democracia y la división de los poderes.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*