Explosivo crecimiento demográfico en Rafaela

Se trata del editorial del programa radial “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). ¿Está la ciudad preparada para seguir creciendo vertiginosamente? ¿Hay previsibilidad de las autoridades locales y provinciales sobre la demanda de servicios como vivienda, agua, cloacas, seguridad, tránsito, trabajo? ¿Cuáles son las propuestas tangibles y responsables de los candidatos a intendente en este año electoral?

Compartir:

Que nuestra ciudad crece vertiginosamente no es ninguna novedad y no es de ahora sino que viene ocurriendo desde hace varios años. Esto lo demuestra la cantidad de nacimientos: más de 2.000 anualmente que se producen entre el Hospital y los cuatro sanatorios privados. En los últimos seis años, de 2005 a 2010, se produjeron más de 13.500 nacimientos. A esto hay que sumar la gente que viene a vivir desde otros lugares de Santa Fe y de otras provincias: más de 2.700 personas efectuaron cambios de domicilio el año último, según información brindada por el Registro Civil local. Con estos datos hay que estimar que unas 2.500 personas o más ya están viviendo en Rafaela. Todavía no se conocen los guarismos poblacionales del último censo realizado en el mes de octubre de 2010, pero con estos números mencionados se puede afirmar que la población local puede haber superado o está cerca de los 100.000 habitantes, cuando hace 30 años había más de 53.000 personas. ¿Cuáles fueron los motivos de esta explosión demográfica en las últimas tres décadas cuando las localidades de la redonda se mantuvieron o decrecieron en cantidad de habitantes? A decir verdad, influyeron varias causas: una de las más importantes las posibilidades laborales por la presencia del entramado de Pymes que abastece a los mercados nacional e internacional. Pero al mismo tiempo, en la década de los 90 algunos dirigentes y empresarios locales se jactaron con que Rafaela era una ciudad “isla” o ahora también llamada “modelo”, con lo cual no había problemas de importancia como tienen otras ciudades medianas o grandes de la Argentina. Con estos dos elementos los migrantes que siempre buscan trabajo del interior del país en lugar de dirigirse a Buenos Aires, Rosario, Córdoba o Santa Fe empezaron a mirar a la Perla del Oeste como un lugar con posibilidades ciertas de trabajo y de vida más tranquila en términos de seguridad y convivencia ciudadana. Lamentablemente, desde hace mucho tiempo que hay serios problemas a resolver como el habitacional, la falta de presión del agua, las cloacas por el ejemplo en el barrio Brigadier López, el caótico tránsito con más de 50.000 vehículos, la inseguridad creciente, entre otros. A título de ejemplo, hay una demanda habitacional de casi 4.000 personas anotadas en el Registro Unico de Inscripción Permanente. ¿Está la ciudad preparada para seguir creciendo vertiginosamente? ¿Hay previsibilidad de las autoridades locales y provinciales sobre la demanda de servicios como vivienda, agua, cloacas, seguridad, tránsito, trabajo? ¿Cuáles son las propuestas tangibles y responsables de los candidatos a intendente en este año electoral?

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*