“Evitar un crecimiento demográfico explosivo está en manos de políticas municipales”

Es el punto de vista del sociólogo Felipe Cervera en una entrevista. Disertó en la jornada social sobre el desafío de las migraciones internas. Puso como ejemplo exigir cosas mínimas a los nuevos asentamientos, disponer escuelas y centros de salud, crear producciones artesanales. Observa que en el Gobierno provincial no se ven resultados y tiene problemas financieros y operativos. Afirma que Santa Fe está en recesión aunque no se diga oficialmente.

Por Emilio Grande (h.)

Compartir:

“Rafaela es un foco de atracción económica y, al mismo tiempo, en el norte de la provincia de Santa Fe y en el Chaco hace años que hay un proceso económico decadente donde el algodón y el azúcar han ido desapareciendo que eran focos de trabajo en esa zona. Entonces esa población recurre a la emigración buscando algún lugar dónde acomodarse y esta ciudad -también Rosario, Buenos Aires y Santa Fe- es un lugar donde se puede conseguir trabajo pero no todos lo logran. El problema que se presenta -según datos de educación- es que la gran riqueza que produce y el nivel de vida del departamento Castellanos no se compaginan con los datos muy inferiores del sistema educativo que viene por el lado de los migrantes”. Es la visión de Felipe Cervera en una entrevista con este cronista. Recientemente, disertó en la III Jornada Social sobre “El desafío de las migraciones internas”, organizada por la Comisión Justicia y Paz de la diócesis de Rafaela en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela. -¿Hay una diferencia cultural? -Influyen lo cultural, las costumbres, posibilidades y eso tira abajo los rendimientos educativos. También muestra que aparte de la Rafaela clásica está naciendo otra sociedad paralela más pobre, con menos recursos y capacidad; en la medida que va creciendo va generando problemas sociales y exigen soluciones sociales de vivienda, educación, salud; hay que estar al lado de grupos para alentarlos e insertarlos más en la sociedad de Rafaela. -En los últimos 20 años Rafaela tuvo una explosión demográfica, ¿cuál es el secreto para buscar un equilibrio entre mantenerse como una ciudad mediana y crecer exponencialmente? -El problema de evitar un crecimiento explosivo está en manos de políticas municipales en el sentido de poner exigencia a los asentamientos que no son fáciles porque la gente tiene libertad de movilidad y de asentamiento, pero las políticas públicas urbanas pueden tomar medidas pensándolas con tiempo. -Por ejemplo, ¿cuáles podrían ser? -A los barrios nuevos se les exijan ciertas cosas mínimas tanto al que lotea como al que se va a instalar, a lo mejor con la ayuda municipal y llevarles elementos para que las escuelas y centros de salud estén en el lugar; crear algunos tipos de producciones más artesanales menos ligadas a la electrónica, automatización y gran equipamiento, que es lo que trabaja la economía social y así darle salida a un tipo de gente que carece de una formación especial y elevar el nivel social de esa población. Eso exige todo el trabajo de un grupo. -Luego de 24 años de gobiernos justicialistas en Santa Fe ahora gobierna el socialismo, ¿qué cosas se mejoraron y cuáles siguen igual? -Se ve que el actual Gobierno socialista está intentando hacer políticas sociales, pero no se ven resultados y sí tiene muchas dificultades financieras y operativas. Todavía no se ven resultados; también se puede decir que van recién 10 meses. -¿Puede incidir la burocracia estatal? -Sí, porque es muy difícil hacer las cosas, se opone, lentifica y paralizan las cosas, a veces la mayor solución está por el lado municipal que está más cerca de los problemas y de las posibles soluciones trabajando por supuesto en colaboración con el Gobierno provincial; hay que apuntar más a las soluciones locales. -¿En qué medida incidieron el conflicto del campo con el Gobierno nacional y la sequía? -Sin ninguna duda que estos factores han afectado al Gobierno provincial y lo ha paralizado en muchas cosas, pero tendría que manejar la burocracia de la administración y se ve que todo es muy lento, inclusive en la Municipalidad de Santa Fe que es del mismo signo político las dificultades que tienen para instrumentar cuestiones y en ese nivel los problemas del campo y la sequía no la afectaron casi en nada y uno observa que es sumamente difícil. -¿Cómo se ve afectada la economía argentina y latinoamericana por la crisis mundial con epicentro en Estados Unidos? -Esta crisis está afectando a la Argentina, el riesgo país se elevó a 1.900 (al momento de la entrevista efectuada el 4 de octubre) cuando hace tres meses estaba en 240, eso implica que los créditos que lleguen lo harán a un costo altísimo. El diario El Litoral publicó que varias provincias entraron en recesión económica y Santa Fe está estancada económicamente. Hace tres meses que las mediciones del Instituto de Estudios Sociales de la Bolsa de Comercio de Santa Fe viene diciendo que se está paralizando y en este último mes se paralizó la actividad económica, no crece, se mantiene. Un economista me dijo que Santa Fe ya está en recesión aunque no se diga oficialmente y es una de las provincias ricas. Todo indica que se va a caer en una recesión en la Argentina, con lo cual todo se va a lentificar como el trabajo y la producción; la desocupación, la pobreza y la indigencia van a aumentar.Tenemos un 2009 y probablemente un 2010 difíciles.

Emilio Grande (h.)

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*