Embargaron propiedades de la mutual de Ben Hur

Se trata del Plaza Hotel, la sede la mutual en calle Sargento Cabral, el Centro Cultural en calle San Lorenzo y un grupo de viviendas (unas 30 sobre un total de 70) que se construyó en el barrio Antártida Argentina. El sábado último se realizó una reunión de ahorristas perjudicados por los corralitos en el 2001 y en el 2005, con la participación de más de 200 personas en la sede de la vecinal del barrio San Martín.

por Emilio Grande (h.)

Compartir:

La Justicia rafaelina trabó embargos sobre cuatro inmuebles de la Mutual de Ben Hur: se trata del Plaza Hotel, la sede la mutual en calle Sargento Cabral, el Centro Cultural en calle San Lorenzo y un grupo de viviendas (unas 30 sobre un total de 70) que construyó la mutual en el barrio Antártida Argentina y no todavía no habían sido escrituradas, según informó una fuente judicial confiable a la que tuvo acceso este cronista. La medida cautelar fue tomada en las causas iniciadas por un grupo de ahorristas (con el patrocinio del doctor Lucas Marín) perjudicados por el corralito de 2001, quienes habían iniciado demandas judiciales en los Juzgados Civil, Comercial y Laboral de la 1era., 3era. y 4ta. Nominamación a cargo de Edgardo Loyola (fue designado camarista y se llamó a concurso para cubrir la vacante), Susana Rebaudengo y Juan Carlos Remonda. Las sentencias en primera instancia están por pasar a fallo y darían lugar al reclamo de los ahorristas de cobrar sus ahorros en dólares (el grueso de los ahorristas arregló en 1,40). Seguramente, serán apeladas por la mutual, pero una vez que las mismas estén firmes, la demandada deberá devolver el dinero en su moneda de origen y en caso de no contar con los dólares la Justicia iniciará la ejecución de los citados cuatro inmuebles. “Esperemos que nuestros reclamos se hagan realidad. En mi caso se murió mi padre de 92 años y no pudo disponer de los fondos depositados, pero sigue con vida mi mamá de 91 años”, opinó la hija.

Reunión de ahorristas

El sábado último se realizó una reunión de ahorristas perjudicados por los corralitos de la Mutual de Ben Hur en el 2001 y en el 2005, con la participación de más de 200 personas en la sede de la vecinal del barrio San Martín. El objetivo fue aunar criterios en defensa de “nuestros legítimos derechos consagrados en la Constitución Nacional. De hecho, los perjudicados este año también iniciaron acciones judiciales en los juzgados de Rafaela. En la oportunidad, se escucharon diferentes opiniones de los participantes que incluyó la visión de dos abogados (uno de Santa Fe y otro de Rafaela), especialmente de cara a la próxima asamblea convocada para el 22 de agosto a las 20,30 en el local ubicado en calle Saavedra 409 en la que se tratará el futuro de los depósitos en plazos fijos, que siguen en el corralito, estando solamente disponibles los fondos de caja de ahorro. “La gente remarcó la bronca e indignación por las medidas tomadas por los directivos de la mutual. Estamos indefensos ante situación, pero todavía no se tomó ninguna decisión a seguir”, confesó uno de los concurrentes al encuentro. Sin embargo, quedaron en volver a reunirse en un par de semana previo a la citada asamblea para ver qué estrategia tendrán y llevarán adelante: algunos opinan a favor de pedir la renuncia de Néstor Zenklusen y los demás directivos (se necesitaría un 10% del total de los 30.000 asociados, unos 3000 socios), otros en pedir una auditoría interna para conocer el estado contable de los últimos años y las causas que llevaron a esta debacle económica y financiera. Los interesados pueden comunicarse a los teléfonos 504171, 424284 ó 15665419, de 13 a 14. También se dijo públicamente la pasividad de los fiscales locales, quienes pueden actuar de oficio al pedir el inicio de una investigación judicial, teniendo en cuenta que afecta a cientos de ahorristas la decisión que se repitió este año, similar a la adoptada en el 2001. ¿Habrá intereses manifiestos o en realidad hay complicidad para dejar pasar y mirar para el costado? ¿Por qué ante situaciones similares en otras ciudades los fiscales inician una investigación? Por su parte, los directivos de la mutual están especulando las acciones a seguir en la asamblea del 22 de agosto: además de dar respuesta a los plazos fijos, están estudiando crear un fideicomiso (una figura legal que incluye resguardar algunos inmuebles para no ser utilizados por la Justicia) o convocar a un concurso preventivo de acreedores. Entre los bienes a disponer se habla de la venta del hotel (ahora embargado) y de los terrenos en el Jockey Club de Rafaela y en Esperanza ubicados en una cava, para así garantizar la restitución de los depósitos. Recordemos también que hay pedidos de quiebra, según se conoció públicamente recientemente. En este contexto hay que mencionar que en el 2004 la mutual perdió un juicio laboral y la tarjeta Cabal se vendió al Banco Credicoop.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*