El puente del olvido

Ese viejo puente que unía Lehmann con Rafaela, hoy es desunión, y será síntoma de lo que estamos viviendo.

Por Cristian Catinot

Compartir:

Ayer, cuando tomé el camino de regreso a Lehmann (después de haber cumplido mi jornada laboral en Rafaela), camino que transitaba en moto; no tuve la mejor idea que hacerlo a través de la vía que se recorre desde el autódromo, pasa por Fronterita, para luego tomar el tramo que me deposite en Lehmann. Tuve la feliz idea de tomar un camino que resultaba mucho más tranquilo, que el transitar por una deteriorada y colapsada ruta 34. Pero no me sentí feliz, cuando llegue al histórico puente de Lehmann y percaté, que nada había cambiado y que todo no era más que hierros descansando sobre maderas y lomos de tierra, de un puente a pasos de caerse totalmente. El viejo puente estaba allí, pero inutilizado, siendo parte del abandono del cual nos tienen acostumbrados nuestros dirigentes políticos, y que ni siquiera por pudor y/o usando una campaña política para las elecciones se atrevieron o fueron capaces de darle una vuelta de tuerca y solución, a un paso, que más que obligado, es un paso a través de la historia y un camino alternativo, que colma de tranquilidad para mucha gente que diario realice este recorrido (Lehmann-Rafaela). Senador, Presidente comunal… pero que digo, esto es tierra de nadie, parte de la misma barbarie por la que estamos transitando. Y yo me pregunto, para que trabajaron tanto nuestros ancestros, si ellos pudieran ver esto… creo que no le gustaría para nada que los saquemos de su tumba. Pero es simple el análisis, el puente está allí escondido en un camino ya casi cubierto de pastos, imperceptible en el tiempo, porque todos somos cómplices al tener memoria frágil (para ciertas cosas) y no luchar para que esta clase de dirigentes cumpla con eficacia su mandato, porque para eso fueron elegidos, y así de poco vayamos perdiendo lo poco que nos queda y pertenece. Ese viejo puente que unía Lehmann con Rafaela, hoy es desunión, y será síntoma de lo que estamos viviendo. Mientras yo pensaba que este tramo algún día sería unido por el asfaltado de dos localidades pujantes, en constante crecimiento y desarrollo, hoy me tengo que replantear esto y decir, sino pueden levantar un puente, menos podrán unir nuestras aspiraciones.

Cristian Catinot DNI 24131852

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*