El desempleo volvió a medirse después de 8 años de manipulaciones

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela FM 90,9, que conduce Emilio Grande.- Luego de varios años de negar la realidad y esconder los problemas debajo de la alfombra durante los gobiernos kirchneristas, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) informó la primera cifra de desocupación del nuevo Gobierno. El porcentaje fue del 9,3% para el segundo trimestre y afecta a 1.165.000 personas, muy por encima de la última cifra difundida por el organismo en el tercer trimestre del año anterior, cuando estaba intervenido por Guillermo Moreno y arrojó 5,9%. Según los datos aportados por el organismo la desocupación más alta fue en Gran Rosario (11,7%), Mar del Plata (11,6%), Córdoba (11,2%) y partidos de Gran Buenos Aires (11,2%). En el extremo opuesto se ubicó Cómodoro Rivadavia (2,4%). Los datos laborales del último trimestre del año pasado fueron suspendidos luego de que el director del ente, Jorge Todesca, nombrado por la administración de Mauricio Macri, declarara en diciembre de 2015 la emergencia estadística. “No se incluyen datos de trimestres anteriores dado que, conforme a la emergencia estadística, el Indec ha dispuesto que las series publicadas con posterioridad al primer trimestre de 2007 y hasta el cuarto trimestre de 2015, deben ser consideradas con reservas”, aclaró el ente estadístico. El organismo retoma la medición del desempleo, ya que no se cuentan con datos al respecto del cuarto trimestre de 2015 y el primero de 2016. En el segundo trimestre de 2015, el desempleo había sido del 6,6 por ciento. La tasa superior al 9% difundida por el organismo oficial es coincidente con algunas estimaciones privadas, tal el caso del Estudio Bein que proyecta un 8,5%, mientras que se distancia de otras, como por ejemplo el cálculo de Ecolatina que proyecta un promedio de desempleo de 12% para el año. La subocupación también alcanza cifras elevadas. De acuerdo con el INDEC representa el 11,2% de la población. La mayor parte, 7,7% corresponde a aquellos desempleados que se encuentran buscando empleo, en tanto que el 3,5% restante corresponde a los no demandantes. Otro dato que surge del informe oficial es que uno de cada tres trabajadores trabaja en negro. Según el INDEC, la proporción de empleo no registrado llega a 33,4%, una cifra que se mantuvo en los últimos años. El propio Todesca reconoció que “es evidente que estamos ante una situación grave en el mercado de trabajo”. A decir verdad, no se pueden manipular las estadísticas como se hicieron en los últimos, ahora el próximo desafío es cómo se crean las condiciones para generar nuevas fuentes laborales y blanquear los que están en negro.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *