El corrimiento de los feriados solo beneficia al sectores turísticos

Se trata del editorial del programa radial “Sábado 100” por Mitre Rafaela (FM 91,9) que conduce Emilio Grande (h.). Ciertamente que no es una medida aislada ni de este gobierno de Cristina de Kirchner sino que se remonta de varios gobiernos anteriores democráticos. ¿Dónde quedaron las tradiciones y los valores heredados de nuestros mayores?

Compartir:

Mientras este fin de semana largo permite a miles de argentinos aprovechar para un mini-turismo en distintos lugares del país y, al mismo tiempo, permite a las agencias de turismo, hoteles y empresas de colectivos recaudar buenos dividendos en tiempos de vacas flacas, lo concreto y palpable es que da lo mismo respetar un feriado o correrlo por conveniencias netamente económicas. Ciertamente que no es una medida aislada ni de este gobierno de Cristina de Kirchner sino que se remonta de varios gobiernos anteriores democráticos. ¿Dónde quedaron las tradiciones y los valores heredados de nuestros mayores? Al 12 de octubre Día de la Raza no todos lo comparten como tal, que se celebra el día en que Colón desembarcó en tierras americanas, especialmente los pueblos originarios consideran que más que celebrar es el día en que empezó la dominación… A decir verdad, ese enfoque es discutible porque qué tiene que ver, por ejemplo, la llegada de Colón con la historia argentina, poco y nada. No se puede negar que con la llegada de los españoles hubo diferentes visiones: entre los que persiguieron el espíritu de conquista y provocaron la matanza de los entonces indios y también trajeron consigo sus enfermedades como la viruela y la gripe que no se conocían acá, hasta las visiones más positivas como de encuentro que propuso la Iglesia Católica, sin olvidar los cientos de evangelizadores muertos, especialmente jesuitas. Más allá de esta cuestión no menor, en este tiempo quedan unos quinientos mil indígenas en la Argentina, diseminados entre el norte y el sur del país. No conforman un grupo homogéneo sino que están representados en 15 tribus. Viven marginados de la civilización por su distancia a los centros urbanos y porque el poder político y económico no los integra socio-económicamente en el aparato productivo, salvo algunas excepciones. Lamentablemente, ¿son los únicos discriminados de esta sociedad o sectores mestizos de la población, trabajadores y jubilados corren esa misma suerte? Volviendo un poco al tema central de esta columna, la Argentina cuenta con hermosos lugares turísticos naturales y algunos históricos, pero no hay infraestructura acorde como contar con una red de autopistas –la tienen otros países- que además de evitar muertes y accidentes favorecerá enormemente las comunicaciones y vías terrestres rápidas con la mayoría de los puntos del país. Además, falta hotelería en mejores condiciones y con precios distintos para los turistas extranjeros respecto a los argentinos, como así retomar las comunicaciones ferroviarias como tienen otros países y profundizar los vuelos aéreos a precios más accesibles. En definitiva, es una fecha para pensar en este caso en el Día de la Raza, pero se tergiversa con un espíritu turístico, económico y de descanso. Qué dirían si se despertaran nuestros abuelos y bisabuelos…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*