“El capitalismo en la Alemania Oriental no funciona como en la Alemania Occidental”

Opina el Prof. Dr. Boris Terpinc, especialista en medios de comunicación e informática en Reutlingen (Alemania).

Por María Herminia Grande (Rosario)

Compartir:

MHG: A nuestro próximo interlocutor tuve el placer de conocerlo en el año 1984, en Nicaragua mientras yo realizaba un trabajo para esta emisora (LT3) y radio Continental. Excelente profesional, fotógrafo, periodista, por aquel momento estaba en Nicaragua trabajando para la agencia alemana de prensa DPA… Pasaron los años, vive en Alemania, y vivió todas las vicisitudes que tienen que ver con el Muro de Berlín y su caída el 9 de noviembre de 1989… ¿Cómo era vivir con el Muro? BT: Cuando el Muro estaba en pie la vida en Alemania era más o menos como ahora… donde si bien el capitalismo no está tan fuerte, se vive bien. Quienes vivían en la zona de Alemania Oriental no podían pasar el Muro, y después de vivir tantos años del otro lado se tenía miedo de pasar al “otro lado del mundo”, al lado del capitalismo. No se sabía lo que iba a suceder cuando abrieran las fronteras de la Alemania Oriental, era una situación muy explosiva y nadie sabía lo que iba a pasar…

MHG: Muchas familias estaban divididas por el Muro… BT: En mi caso particular, la familia de mi esposa estaba del otro lado del Muro, la visitábamos pero con muchos problemas… Era muy complicado enviar por ejemplo instrumentos mecánicos: habia que mandarlo por partes a diferentes personas, y luego se rearmaba del otro lado del Muro.

MHG: ¿Estabas en Alemania aquel 9 de noviembre de 1989? BT: Estábamos mirando televisión en casa, era como una película de ficción… me parecía un milagro y no sabíamos que iba pasar después… existía la posibilidad de un guerra civil… Pero nos parecía un milagro… No sabíamos por qué estaban abriendo las fronteras… parecía una broma… ¡Y muchos políticos tampoco sabían lo que estaba pasando!

MHG: ¿Cómo es vivir hoy en Alemania sin el Muro? BT: Veinte años después la situación está más normalizada. Muchos jóvenes, estudiantes universitarios, no recuerdan el Muro. Y los que conocimos el Muro, con el paso de los años, nos fuimos adaptando al cambio. Tengamos en cuenta que fue muy tenso el cambio social… Los que vivían del lado de la Alemania Oriental pensaban que iban a vivir mejor del lado capitalista, que los esperaba un mundo muy lindo… pero se equivocaron, esa no fue la realidad. Habia que trabajar, trabajar y trabajar, es una vida muy dura y pesada…

MHG: O sea que las expectativas previas a la caída del Muro, más allá de la libertad, en lo económico no se cumplieron… el cambio fue muy duro… BT: El cambio se sintió mucho. La situación en la Alemania Oriental todavía no es perfecta. El cambio económico no fue rápido. Muchos empresarios compraron empresas en el sector oriental, luego las cerraron y despidieron a muchas personas… Es muy difícil vivir allí. El capitalismo en la Alemania Oriental no funciona como en la Alemania Occidental Y la verdad es que no se sabe por qué pasa esto… yo mismo no lo entiendo…Todos pensábamos que después de abrirse el Muro se iba a mejorar la situación de Alemania Oriental, pero eso no sucedió….

MHG: ¿Cuál de las dos Alemanias tenía más expectativas en la apertura del Muro? BT: Nadie sabia lo que iba a pasar. Los que vivían al este pensaban que iban a vivir una vida totalmente nueva, desconocida. Pero vivir en una sociedad capitalista, entender y adaptarse a este sistema el cual funciona con la gente trabajando por su cuenta, donde nadie te ayuda, fue difícil… Esta nueva situación no fue entendida por muchos habitantes de la Alemania Oriental, lo que frustró a mucha gente acostumbrados a la ayuda del Estado… En Alemania cada persona vive y trabaja independientemente, no hay solidaridad entre la gente, este es el problema en general en el capitalismo…

MHG: El movimiento de los Verdes no contagió solidaridad… BT: No todavía no… Es todo un poco confuso, porque los políticos cambian cada cuatro años, cada uno impone sus ideas y esto es un problema porque así es difícil cambiar algo…

MHG: En al mundo hay aún otros muros… BT: Es catastrófico. El problema más grande son los intereses económicos que fomentan esos muros…

MHG: ¿En qué estás trabajando actualmente? BT: Actualmente soy profesor en la facultad de informática en Reutlingen cerca de Stuttgart… Trabajo con estudiantes, con gente joven, en temas de informática y medios, en películas y filmes… La industria relacionada con la informática es poderosa en Alemania… a pesar de la crisis mundial que hemos vivido…

Fuente: www.mariaherminiagrande.com.ar, 14/11/2009.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*