El amor es respeto y afecto

Por Emilio Grande (h.).- “El amor para nosotros está en base al respeto, afecto, compañerismo; estar pendiente uno del otro”, expresan Esther “Chita” Viglianco y Ramón “Toto” Godoy Rojo en una entrevista con este cronista, con motivo del Día de los Enamorados (Día de San Valentín) que se celebra mañana. Se conocieron en San Luis cuando eran jovencitos. Ella estudió Farmacia en San Luis y luego Bioquímica en Córdoba ya casados. El Odontología en Córdoba mientras trabajaba en el Correo de 21 a 3 de la madrugada. Se casaron el 9 de febrero de 1957 en la capital puntana. Como no les gustaba vivir en la capital mediterránea y preguntando referencias en varios lugares del país, un paciente de Ramón le apuntó a Rafaela: “vinimos en avión para conocer a la entonces pequeña ciudad, mientras ahora no hay vuelos…”. Les gustó tanto que hace 51 años que se radicaron acá. “No conocíamos a nadie, los primeros fueron las familias del escribano José Berzero y del doctor Enrique Orlandi. Es una ciudad que nos abrió generosamente sus puertas, permitiéndonos trabajar con total comodidad, contando con numerosos amigos que nos hacen muy placentera nuestras vidas”, destacan. En aquel entonces compraron la casa donde siguen viviendo en calle Maipú 42, lugar donde profesionalmente se desarrollaron: él con su consultorio odontológico y ella con su laboratorio, sumado a la farmacia Godoy Rojo, que funcionó en calle San Martín 345 (ahora Quie) frente al Policlínico. No tuvieron hijos, pero recibieron mucho afecto “de la tonelada de sobrinos y ahijados desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”, aclaran. Cada uno tiene 87 años, están jubilados y disfrutando de la vida. El jueves 9 de febrero rezaron una misa de acción de gracias por los 60 años de casados en la Catedral San Rafael. “Los dos somos creyentes desde cuando éramos chicos, siempre dando gracias a Dios porque nos ayudó muchísimo y para sobrellevar cualquier inconveniente”. El encuentro gastronómico con sus familiares y amigos lo hicieron el sábado pasado en el Club de Automóviles Antiguos. El hobby preferido de Ramón es la literatura y ya publicó dos libros “Historias de vidas” y “Historias debidas”, este último impreso en los talleres de la imprenta de este Diario. “Para lograr un matrimonio feliz y armónico se debe imaginar que han iniciado un viaje con destino a la felicidad, en un vehículo tirado por un caballo fuerte, ágil, que pretende ir a gran velocidad. Cada uno lleva una rienda sosteniéndola con firmeza. Para que el viaje tenga éxito, las riendas deben estar mantenidas siempre con la misma tensión, pues si una rienda se tira mucho y la otra se afloja demasiado, con seguridad que el vehículo volcará con consecuencias imprevisibles. A tirar parejo de las riendas para lograr la felicidad anhelada”, escribió Godoy Rojo para este momento tan especial en su vida…

Fuente: diario La Opinión, Rafaela, 13/2/2017.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *