El aborto es un crimen a la vida

Se trata del editorial del programa “Sábado 100” por radio Sol Rafaela (FM 90,9) que conduce Emilio Grande (h.). En 1982 estuvo la Madre Teresa de Calcuta en Rafaela expresando que “el aborto es la mayor destrucción de la paz, porque la madre mata a su niño que es la imagen de Dios, a su niño que nace para amar y para ser amado”.

Compartir:

Por Emilio Grande (h.).- Mientras avanzan los proyectos y el debate innecesario sobre la despenalización del aborto en la Argentina, también hay distintas manifestaciones de actores sociales y la ciudadanía en contra del crimen sobre la vida en el seno de la madre. En este momento hay 7 proyectos con estado parlamentario sobre la temática del aborto en el Congreso Nacional, varios de ellos con la fogoneo de legisladores oficiales. ¿Se animará la presidente Cristina Fernández a vetar si se aprobara el aborto como lo hizo Tabaré Vázquez en Uruguay en 2009? La diputada nacional Patricia Bullrich impugnó el pseudo-dictamen del 1 de noviembre último por la Comisión de Legislación Penal, signado por 5 de los miembros de la comisión presentes cuando había una cantidad de 15 diputados en la reunión para tratar el tema del aborto y no se contaba con la mayorías necesaria de la mitad más uno para emisión de un dictamen con lo dispuesto en el artículo 108 del reglamento. Más allá de lo coyuntural y de cómo terminará esta triste historia de buscar sancionar una ley contraria a la vida, en distintos ámbitos sociales se está reflexionando sobre este tema cuando hay otras necesidades más importantes y urgentes. El argumento pro-abortista es la excesiva cantidad de abortos que se producen por año estimados en unos 500.000 casos en forma clandestina, contando con la complicidad de los médicos y las presiones familiares sobre las chicas embarazadas. Rafaela no está ajena a este flagelo social, hace pocos días se conoció un presunto caso de aborto de una adolescente de 14 años que está investigando la Justicia a partir de la denuncia de su novio de 19 años, a lo que luego fueron detenidas tres personas: la madre y el padrastro de la chica y el médico, quienes ya fueron liberados. Acá está la vida y tiene derecho el bebé desde el mismo momento de la concepción como lo establece la Constitución Nacional a través de los pactos internacionales incorporados en la reforma de 1994 en Santa Fe. No hay que olvidar las consecuencias sicológicas que quedan en la madre que aceptó efectuar el aborto y cuyas secuelas no se borran en su vida, al igual que los padres y médicos que participan en este homicidio. Ciertamente, hay que respetar las distintas opiniones sobre esta problemática social, pero muchos jóvenes que hoy se enrolan en el país y en nuestra ciudad a favor del aborto no son conscientes que lo que está en juego es la vida humana que fue engendrada entre la unión del hombre y la mujer y está gestando en el vientre materno. El 18 de setiembre de 1982 estuvo la Madre Teresa de Calcuta en Rafaela para el acto inaugural de la gran misión. La fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad y Premio Nóbel de la Paz en 1979 expresó que “el aborto es la mayor destrucción de la paz, porque la madre mata a su niño que es la imagen de Dios, a su niño que nace para amar y para ser amado”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*